27.2 C
Corrientes
27.7 C
Formosa
27.8 C
Posadas
23 C
Resistencia
24.7 C
Asunción
Viernes 03 de febrero de 2023

De Posadas a jugar contra Messi: una charla con Esteban Rolón

El futbolista del Málaga español vive su exitosa carrera en una de las mejores ligas del mundo; jugó contra las máximas figuras a nivel mundial y sueña en grande.

-Publicidad-

- Publicidad -

El Tajamar, su barrio, Posadas, la ciudad que lo vio nacer y Guaraní Antonio Franco, el primer club que le puso la 5 en la espalda. Hoy en la primera entrega de Del NEA al Mundo, conocemos en intimidad al mediocampista misionero del Málaga de España.

Esteban Leonardo Rolón (25 años) nació en Posadas, Misiones, un 25 de marzo de 1995. Hijo de Mirta y Ángel, hermano de Cinthia, amigo de muchos y un fanático del fútbol en todos los colores y sabores. 

Esteban o “polaco” o “misio”, como le dicen sus amigos y colegas, vive esta pandemia desde Málaga en la Costa del Sol de España, entrenando y disputando los primeros partidos de la Segunda División española con su Málaga C.F, equipo dueño de su pase desde 2017. 

La historia de Esteban arranca en Posadas, donde nació y se crió hasta los 12 años, jugando en las calles de mítico barrio Tajamar junto a sus amigos de siempre, los mismos que hoy, casi 20 años después, no le pierden pisada a la exitosa carrera de uno de los mejores jugadores que haya salido de la capital misionera. 

NEA HOY conversó con el 5 del Málaga: que nos cuenta sus inicios en el fútbol, su amor por Posadas, su salto al fútbol europeo, su actualidad y mucho más, en esta entrevista íntima con un jugador de calibre internacional. 

Rolón festejando con el delantero hoy en el Hertha Berlín, el polaco Piatek.

NEA HOY: El mundo del fútbol cambió con la pandemia del COVID-19, ¿cómo te adaptaste a nuevas formas de entrenar? Solo y con el grupo. 

Esteban: Uh, si. La verdad que cambió todo, imaginate que me hago dos hisopados por semana desde que empezaron los entrenamientos en campo, eso fue a finales de mayo. Tuve que entrenar solo, el club me dio una bici fija y nos organizaban clases por Zoom, pero no es lo mismo. Toda una carrera yendo al club, charlas de vestuario, mates y ahora eso no está, se extraña. 

NEA HOY: Claro, debe ser difícil para un equipo profesional adaptarse a estos cambios… ¿Te costó mucho? Y el grupo, ¿cómo respondió?

Esteban: Uno se adapta, no te queda otra. Primero arrancamos con grupos muy reducidos; íbamos cambiados, nos higienizábamos, entrenábamos y nos íbamos, sin contacto, sin nada, fue difícil. Obvio que eso se vio en la cancha: en estas dos fechas se nota mucho la falta de fútbol de los equipos, estamos a un ritmo inferior a lo que podríamos tener. 

Rolón entrando al San Siro para enfrentar al Milán por la Serie A.

NEA HOY: Viajemos al pasado, año 2003-2004, cuando arrancabas en Guaraní Antonio Franco… ¿Qué se te viene a la cabeza cuando pensás en eso?

Esteban: De todo, Guaraní ocupa un lugar muy lindo en mi corazón. Éramos un grupo de nenes muy unido; viajamos, jugamos, perdimos y ganamos pero siempre con la ilusión de jugar todos los fines de semana. Me acuerdo de dos viajes, uno a Corrientes, no sé cuántos años tendríamos, quizá 7 u 8 años, otro al torneo Valesanito en San Jerónimo Norte en Santa Fé, ahí ya éramos más grandes, nos sentíamos jugadores de Primera, con nuestra ropa, nuestro bondi. 

“Cuando voy a Posadas, intento juntarme con ese equipo, jugamos un picado y comemos un asado”

Esteban (el cuarto de la fila superior, de izquierda a derecha) jugó varios años en Guaraní Antonio Franco.
Foto personal de Esteban Rolón

NEA HOY: Sí, pero después tocó la parte difícil, como muchos chicos del interior, tenés que irte para luchar por tu sueño de ser profesional. 

Esteban: La verdad que en ese momento no me costó mucho, yo quería jugar al fútbol todo el día. Obvio que extrañaba, yo soy muy familiero, extrañaba Posadas, ir a lo de mi abuela en Oberá, pero el fútbol ocupaba mi cabeza. Pero sí, a los 12 me fui al “Bicho” (Argentinos Juniors) y ahí cambió mi vida. 

NEA HOY: Argentinos fue tu casa por mucho tiempo, ya van más de 10 años de tu llegada, ¿qué balance haces?

Esteban: Si, pasó el tiempo. Argentinos es mi club, me formé como persona, fui a la escuela, me hice profesional, conocí mucha gente buena, todo. Hoy pienso en las comodidades que no teníamos… ¡Vivíamos entre 4 en la habitación! ¿Te imaginás eso? pero es espectacular. Argentinos nos dió todo lo necesario para soportar esos años de inferiores; hoy miro para atrás y me rio y agradezco todo, me quedan los mejores amigos y recuerdos

NEA HOY: Tuviste una muy buena carrera en inferiores y en Primera en el club… de haber salido campeón en Sexta División derecho a reserva y luego a Primera muy joven… ¿Cómo fue todo eso?

Esteban: Teníamos un grupo de jugadores muy bueno, de esa categoría ´95 muchos son jugadores profesionales, algo no muy normal en el fútbol. Tuvimos técnicos muy buenos, un club que nos ayudaba con lo que podía; Argentinos no estaba bien en esa época, no tenía mucho dinero, faltaban algunas cosas, aún así siempre el cariño de la gente que trabaja en el club. 

Pero te cuento, si en Sexta División ya subíamos Lucas Cano, Cabral (Lautaro) y yo a reserva pero a entrenar, después bajábamos a jugar con nuestra categoría. Ese año salimos campeones, tengo la camiseta de recuerdo, está al lado de la de Messi y Mascherano en mi colección, significa mucho ese torneo. 

NEA HOY: La camiseta de Messi… que reliquia, ¿Cómo fue jugar contra él?

Esteban: Messi es el mejor de todos, esa fue mi primera temporada en Europa, fui a jugar al Camp Nou y viví un sueño. No pudimos ganar con el Málaga, hicimos un buen partido pero el rival era el Barza y tenían a Messi, Masche, Piqué, Suárez, todos unos fenómenos. 

El Misio fue pieza importante del Málaga en la última temporada.

NEA HOY: ¡Que recuerdo! Pero después vino el salto a Primera, en el club que te formó, una linda responsabilidad…

Esteban:¡Sí! me tocó entrar al primer equipo luego de un descenso y con la responsabilidad de que muchos de los empleados del club y el hincha querían volver a primera. Sabíamos que no había presupuesto para armar un plantel de grandes nombres pero eso, sumado a la confianza de los dirigentes y el cuerpo técnico del “Gringo” Heinze, hizo que ese plantel de pibes del club haga historia y ascienda

Pero no fue fácil, esa B Nacional fue durísima, hicimos miles de kilómetros, canchas complicadas, rivales con oficio; fue un gran torneo. 

Esteban Rolón fue figura en Argentinos en la temporada 16/17.

NEA HOY: Mencionás al Gringo Heinze… ese año con él fue clave en tu carrera, ¿no?

Esteban: Heinze es exigente, pero uno de los mejores profesionales del fútbol que vi. Con él, su cuerpo técnico y el sistema de juego que planteaban, me sentí cómodo jugando, lo mismo mis compañeros, todos los pibes del club peleándola para que Argentinos vuelva a Primera. Te digo, lo disfrutamos, pero teníamos esa responsabilidad y la cumplimos. 

“Heinze te demuestra que podés ganar todos los partidos”

NEA HOY: Actualmente la realidad de Argentinos es otra: ¿pensás que el cambió empezó ahí?

Esteban: Sin dudas. A través de las ventas de los jugadores el club supo gestionar mejor ese dinero y hoy el predio y las instalaciones son mejores que las que teníamos nosotros. Eso es un orgullo, para uno que salió del club es muy gratificante ver como el esfuerzo de todos le hace bien a los más chicos. 

NEA HOY: Nosotros estamos en Posadas, si te digo… vení a tomar un tereré a la costanera o a Oberá, ¿qué respondes?

Esteban: Jajaja, ¡muy buena invitación! Siempre que tengo una semana o dos libres voy a pasar las fiestas o en las vacaciones de julio de allá también. A mí Misiones me encanta, Posadas es mi casa pero Oberá, donde vive mucha de mi familia también. Cuando voy es como que el tiempo nunca pasó para mí, tardo 10 minutos en moverme por la ciudad como si nada y eso que hace mucho me fui. 

“Soy de ir a pescar a Ituzaingó cuando estoy por la zona”

NEA HOY: Si te llevo a un futuro lejano, donde ya estás terminando tu carrera, ¿te ves viviendo en Posadas de nuevo?

Esteban: Más vale, me encantaría. Te digo, me gusta el estilo de vida de Posadas, la gente, tengo mis amigos del barrio y la familia. Soy de ir a pescar a Ituzaingó, Corrientes siempre que puedo. Tengo toda una rutina armada cuando voy, me gusta. Siempre lo hablamos con mi pareja, sobre qué podríamos hacer cuando yo deje de jugar y Posadas es una opción muy linda. 

Hoy los destinos de la carrera de Esteban Rolón parecen estar en el viejo continente; el misionero sigue buscando su mejor nivel día a día en el Málaga.

“El Misio” es un claro ejemplo del sentido de pertenencia y el amor por sus orígenes; Posadas está en su corazón y, por más que la vida y su profesión lo hayan llevado lejos, los sentimientos no se apagaron nunca. 

 

últimas noticias

-Publicidad-

-Publicidad-

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -