30.7 C
Corrientes
29 C
Formosa
31 C
Posadas
30.9 C
Resistencia
26.8 C
Asunción
Miércoles 07 de diciembre de 2022

Formosa y su lucha contra el Coronavirus: un ejemplo como provincia

Tras más de siete meses de pandemia, la provincia gobernada por Gildo Insfrán se destaca por tener sólo 160 casos y mantenerse estable con políticas de prevención y anticipación del virus.

-Publicidad-

- Publicidad -

Mientras la Argentina se transforma en el quinto país con mayor número de contagiados por COVID-19, hay una provincia argentina que se adelantó al virus, propuso un sistema de atención integral y atacó con rapidez y rigidez la propagación, aislando los focos de peligro: es Formosa.  

Con tan solo 160 casos registrados y ninguna víctima fatal desde la llegada de la pandemia al país al día de hoy, 15 de octubre, es la provincia que menos casos tiene de COVID-19 a nivel nacional; muchos expertos compararon a la provincia con métodos de China.

¿Y por qué China? Porque el sistema eficaz por el que optó el gobierno de Gildo Insfrán para cuidar a los 640.000 formoseños tiene mucho que ver con la estrategia que implementó el gigante asiático que sufrió el inicio de un virus completamente desconocido que se propagó en todo el mundo. 

Los aislamientos severos pero selectivos que se realizaron tanto en las ciudades de Clorinda como Belgrano, donde se declaró la transmisión comunitaria a partir del registro de apenas tres casos en cada una de dichas ciudades, es el mejor ejemplo, como se hizo al principio en China, donde las imágenes de las calles que antes estaban colapsadas mostraban un desierto. Esas medidas, en Formosa, se determinaron desde el momento en el que no se pudo identificar el origen del primer caso en ambas ciudades. 

En el último anuncio de aislamiento, Fernández citó a Formosa como ejemplo en la lucha contra el COVID-19.

Está claro que en todo el país ya se ha declarado transmisión comunitaria en diversos distritos, pero la diferencia es que siempre fue a partir de un boom de casos, algo que hasta el momento no sucedió en Formosa en estos más de siete meses que lleva alojado el virus en nuestra nación. 

Probablemente no se puedan comparar los tres millones de habitantes y la alta densidad de población que registra diariamente el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), principal foco de la pandemia durante gran parte del aislamiento resuelto por el Gobierno Nacional. Sin embargo, no es poca cosa lo logrado por el Gobierno de Formosa con sus métodos para prevenir contagios.

Tan así es que el propio presidente Alberto Fernández destacó a Formosa entre las cuatro provincias que evitaron la propagación del virus durante los anuncios de la semana pasada con nuevas restricciones en 18 provincias. 

Formosa lidera el club de las seis provincias que no necesitarán restricciones del Gobierno Nacional. También están Corrientes, Misiones, La Pampa, Entre Ríos y Catamarca, aunque sólo en Misiones se registraron cifras casi tan bajas como en las de Formosa. 

El Gobierno formoseño registró 160 casos y ninguna víctima fatal hasta el momento.

Otra de las iniciativas interesantes del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19 fue la de concentrar a todos los casos de coronavirus positivos en un solo hospital. Es cierto, con pocos casos es más fácil de lograrlo, pero los casos son pocos también porque las políticas fueron claras: el Sistema Integrado Provincial de Emergencias y Catástrofes (SIPEC) cuenta con una fuerte base de personal médico e infraestructura necesaria para atender las emergencias y trasladar con eficacia todos los casos al mismo establecimiento en la ciudad de Formosa. 

Y, por último, desde la provincia destacaron el trabajo de los agentes de control en la vía pública. Formosa no bajó la guardia en todo este tiempo y garantizó una circulación estricta en los puntos de propagación, evitando contagios. 

El Hospital Central de Formosa, donde ahora solo se atienden urgencias y tiene turnos de visita reducidos para prevenir el COVID-19.

Actualmente, 110 personas ya se recuperaron del virus y no se registraron oficialmente muertes. Es por eso que diversos médicos del país, como el neumonólogo Jose Manuel Viudes, ponen de ejemplo a Formosa: «gracias a la estadística podríamos seleccionar duramente lugares donde hay alta circulación viral, se sabe por los testeos, sin son más del 50% tiene una circulación muy alta, hay que cerrar esos pueblos hasta que el número de infectados cada quince días vaya disminuyendo. Eso es lo que hizo bárbaro Formosa. Los resultados son claros«.

Ya Brasil derribó los mitos: no es el calor quien mata el virus, son las políticas de prevención.

 

últimas noticias

-Publicidad-

-Publicidad-

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -