25.9 C
Corrientes
25 C
Formosa
24.5 C
Posadas
26.9 C
Resistencia
27.9 C
Asunción
Domingo 18 de abril de 2021

¿Cómo detectar una estafa en inversiones en 2021?

Se presentan de muchas formas y los responsables de engancharte se mueven con velocidad. Te compartimos todo lo que necesitás saber para notar el fraude y no perder tus ingresos.

-Publicidad-

- Publicidad -

Como dice el dicho: “Mejor prevenir que curar”. Decir que las estafas en inversiones no existen sería una falacia porque están más presentes que nunca. 

Por eso, antes de tomar cualquier decisión conviene estar seguro de que tu próxima inversión es un acierto en términos legales y por tanto, lo mejor que podemos hacer es contar con asesoramiento de un profesional y experto en inversiones. 

Asimismo, existen una serie de indicadores que te ayudarán: a saber si la operación en la que estás inmerso o querrás hacer, es adecuada y legítima; y así evitar las diversas tácticas empleadas por los estafadores para persuadir a los inversionistas. 

Aunque este tipo de acciones se terminan resolviendo en los tribunales, muchas veces los ahorradores no recuperan el dinero de vuelta. Si bien la forma de presentar el gancho puede cambiar, las más corrientes son las de esquema de pirámide (estafas piramidales). 

En tiempos de crisis económica y humanitaria por la pandemia por la enfermedad de coronavirus (COVID-19), mejor estar atentos para que nuestras acciones económicas efectivamente se concreten y nos aporten lo que buscamos.

El año pasado se conoció a un grupo de mujeres famosas en Argentina que invitaban a invertir en un producto que era una estafa en inversión.

Cuestiones a tener en cuenta para detectar una estafa

Las estafas con inversiones se pueden presentar de muchas formas. Existen algunas garantías legales que se deben de tener en cuenta de todo producto financiero en el que vayamos a invertir nuestro dinero:

En primer lugar, si la empresa que ofrece la inversión no está supervisada por algún banco o institución equivalente, algo que es fácil de comprobar en los diferentes sitios web de internet.

En segundo lugar, puede suceder que se intenten dar pocos detalles legales de la empresa como son los datos imprescindibles: la dirección y la razón social de la institución financiera. Al contrario, es posible que aparezca un contrato con información poco clara. Definitivamente, las empresas honestas y transparentes no tienen nada que ocultar sobre ellas.

En tercer lugar, las estafas pueden notarse porque ofrecen una rentabilidad mucho más alta que cualquier tipo de inversión y suelen no presentar ningún tipo de riesgo. 

En cuarto lugar, las técnicas de venta, los famosos “ganchos publicitarios”, son muy agresivas y nos piden que tomemos la decisión en el preciso momento en que aparecen. Las ofertas suelen mostrarse como “irrepetibles”. La publicidad que tienen alrededor apelan a nuestro lado emocional como si al invertir en estos agentes podrás tener, por ejemplo, unas vacaciones paradisíacas. En cambio, deberían aportar datos de mercado, de rentabilidad y hasta gráficos.

En quinto lugar, podemos llegar a una posible estafa a través de un amigo o conocido que suele llevar una comisión y aparece por medios poco tradicionales como correos no deseados en el mail. Además, en estos casos, se nos anima a que invitemos también a amigos y familiares a esta inversión que también nos darían comisión por esto.

En sexto lugar, si las empresas no son capaces de explicar cómo funciona el producto en el que se puede invertir, probablemente sea una estafa. Recomendamos buscar información y leer noticias para saber si debemos sospechar sobre los agentes que nos presentan dónde invertir. Existen foros de estafas que también pueden demostrar si el producto o el modus operandi de las empresas.

En séptimo lugar, y quizás uno de los más importantes, estos estafadores buscan personas sin experiencia previa en inversión. Por tanto, recomendamos como dijimos previamente, antes de ver dónde invertir, tomar contacto con un especialista.

Estafas piramidales

Una estafa piramidal es aquella en la que no existe una actividad o inversión real que la sustente. Es decir, una persona, un grupo pequeño de personas o una empresa promete altas ganancias a cambio de que le presten dinero para ingresar en la pirámide. 

Siempre hay una persona que comienza la pirámide y que luego empieza a buscar otros inversores para obtener ganancias que suelen ser sus amigos y familiares. 

Las estafas piramidales suelen llegar a nosotros a través de un mensaje de un conocido que nos invita.

La primera persona en comenzar el esquema de pirámide es quien permite a los siguientes interesados obtener sus beneficios a cambio de que logren asociar a más personas a esta pirámide que irá creciendo y obteniendo ganancias para todos. 

Los estafadores de un esquema piramidal de ventas aseguran que con una pequeña inversión tus ganancias serán cuantiosas a corto plazo pero la realidad es que a largo plazo, al no haber quienes participen, se termina desintegrando y los que se encuentran al límite de la estructura terminan perjudicados.

Es que, la verdad de estas estafas, las únicas personas beneficiadas son quienes ingresan e invitan a ocho personas a que inviertan en este esquema de cadena de referidos en que, básicamente, no se sabe por qué se ganará dinero. 

Los estafadores en inversión se esfuerzan por desarrollar estos esquemas para que aparenten legítimos sus programas dentro del mercado. 

En América Latina, cada cierto tiempo suelen aparecer noticias de personas víctimas de estafas por famosos, que perdieron su dinero al invertir. Y, cuando el engaño sale al descubierto, los responsables se trasladan a otro país para continuar con el negocio.


Estafa piramidal en Argentina

En mayo del año pasado se conoció que 23 mujeres -entre ellas periodistas, vedettes, modelos, mediáticas y actrices- formaban parte de una estafa piramidal que se difundió en redes sociales, específicamente en la red social Instagram. 

El gancho estaba en la difusión de un producto cosmético de belleza de la marca estadounidense “Nu Skin”, y todas estas mujeres incentivaban a quienes quisieran aumentar sus ingresos que inviertan grandes sumas de dinero en este producto. 

Más allá de la venta que podían hacer las personalidades, la estafa estaba en que ganaban plata por cada persona que invertía el producto y en que se beneficiaran más las que se encontraban en la punta de la pirámide.

ADEMÁS EN NEA HOY: 

“Consumí Local”, la campaña de Cerveceros del Litoral en Chaco

¿A cuánto va a estar el dólar en 2021?

últimas noticias

-Publicidad-

-Publicidad-

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -