38.3 C
Corrientes
40.2 C
Formosa
40 C
Posadas
38.9 C
Resistencia
33.7 C
Asunción
Miércoles 01 de febrero de 2023

El voto femenino: las luchas de ayer y hoy

Además del voto femenino, la ley promovida por Evita también reconoció el derecho de la mujer a la participación política. Fue un antes y un después y marcó un antecedente para la actual ley de cupo femenino.

-Publicidad-

- Publicidad -

Hoy se celebra el aniversario de la promulgación de la Ley 13.010 del voto femenino, impulsada por Eva Perón en 1947 durante el Gobierno de Juan D. Perón. Un año antes se debatía en el Congreso de la Nación si las mujeres tenían derecho al voto y a la participación en la escena política argentina. Afuera del recinto se reunió una multitud de mujeres por un único fin: obtener el derecho civil de poder sufragar.

En esa época las calles de Argentina estaban teñidas bajo el lema «La mujer puede y debe votar». El camino de las mujeres para obtener sus derechos políticos fue largo y difícil, pero decidieron alzar su voz y exigir por las mismas responsabilidades y obligaciones civiles que los hombres.

Sancionada la promulgación de la Ley 13.010 del voto femenino que marcó un hito histórico en la política y la sociedad argentina, comenzaría las conquistas para las mujeres en el país. Tal es así que, recién en 1991 se estableció que al menos el 30 por ciento de las candidaturas de las listas presentadas por los partidos políticos estuvieran ocupados por mujeres.

La propuesta, que inicialmente tuvo resistencias, al final se aprobó por amplia mayoría, y que estuvo vigente hasta el año 2017, cuando comenzó a aplicarse la Ley 27.412 de Paridad de Género en ámbitos de representación política, por la cual las nóminas electorales pasaron a ser intercaladas en partes iguales por mujeres y varones.

El voto femenino significó un gran paso para el sistema democrático. Las mujeres no solo fueron habilitadas para ejercer su voto, sino también para ser votadas. La ley se puso en vigencia a partir de las elecciones de 1951. Allí, mujeres fueron elegidas como diputadas provinciales y nacionales, así como senadoras.

El voto femenino fue anunciado por Eva Perón, en un discurso en la Plaza de Mayo, donde presentó esta conquista como fruto exclusivo del peronismo. 

Eva Perón, principal impulsora del proyecto, ya había dicho en su primer discurso oficial: “La mujer argentina ha superado el periodo de las tutorías civiles. Aquella que se volcó en la Plaza de Mayo el 17 de octubre; aquella que hizo oír su voz en la fábrica, en la oficina y en la escuela; aquella que día a día trabaja junto al hombre en toda gama de actividades de una comunidad dinámica, no puede ser solamente la espectadora de los movimientos políticos. La mujer debe afirmar su acción; la mujer debe votar”, arengó.

Sin embargo, ese derecho fue ejercido recién en las elecciones presidenciales de 1951 donde la fórmula Perón-Quijano obtuvo el 66 por ciento de los sufragios.

Durante muchos años la ley del voto femenino no dejó de ser vista por ojos opositores solo como una maniobra política en vez de una conquista democrática. De esta manera, la promulgación del sufragio femenino fue uno de los primeros pasos feministas de la historia argentina. Marcó un antes y un después, gracias al gran impacto que generó la igualdad de derechos entre ambos géneros en aquella época.

El voto femenino es considerado una de las luchas en la participación política.

Desde esos tiempos hasta esta parte la participación de las mujeres en la política y, principalmente, en los cargos de verdadero poder político, es un reclamo histórico de los feminismos. En Argentina, las primeras olas feministas fueron conquistando ciertos espacios y derechos en cuanto a igualdad y paridad de género, pero recién en 1948 con el voto femenino universal, las mujeres pudieron comenzar a soñar en una participación activa en política. 

En la actualidad, las leyes de paridad de género en las listas electorales permitieron garantizar cupos femeninos en todos y cada uno de los frentes políticos electorales.

Hoy en día, en la Cámara de Diputados las mujeres ocupan poco más del 40% de las bancas. Las elecciones legislativas que se dan a cuatro años desde la sanción de la Ley de paridad de género (Nº 27.412), estableció que las listas deben estar formadas 50% por varones y 50% por mujeres.

La Ley del voto femenino al igual que otras conquistas que se promulgaron en los últimos años, son producto de la lucha social y política del colectivo de mujeres

Conscientes de los avances en materia de paridad e igualdad de género, se debe celebrar que cada día haya mayor participación de mujeres como tomadoras de decisiones en el rumbo de la Argentina.

ADEMÁS EN NEA HOY:

Ley de Casas-Refugio para víctimas de Violencia Familiar: ¿cómo está Misiones a cinco años de su sanción?

Cupo laboral trans: pidieron que Corrientes se adhiera a la ley nacional

Patricia Rindel: “No hay justicia social sin igualdad de género en todos los ámbitos”

últimas noticias

-Publicidad-

-Publicidad-

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -