26 C
Corrientes
24 C
Formosa
19.7 C
Posadas
26 C
Resistencia
27.7 C
Asunción
Domingo 28 de noviembre de 2021

“Cerrado por falta de personal”: ¿cuáles son las nuevas dificultades del sector gastronómico?

Se replicó en los mayores medios la noticia de que el sector gastronómico tiene dificultades para cubrir vacantes de personal. Empresarios y miembros del sector analizan la problemática.

-Publicidad-

- Publicidad -

Recientemente, en algunos medios nacionales se replicó la noticia de que en Buenos Aires, a pesar de la reapertura de actividades y reactivación económica, varios restaurantes permanecen cerrados por falta de personal.

La noticia despertó polémicas en cada medio y red social donde se publicó. Algunos comentarios se apuraron en culpar a los planes sociales y la falta de cultura del trabajo, pero inmediatamente aparecieron comentarios de personas que trabajaron en el sector advirtiendo que la falta de personal se debía a que los sueldos no justifican las largas y exigentes jornadas laborales.

En las redes se generó polémica sobre las razones por las que el sector no encuentra empleados.

La reapertura

Por su naturaleza, el sector gastronómico fue uno de los más golpeados por la pandemia. Algunos restoranes debieron permanecer cerrados durante más de un año por la pandemia, o abrir con restricciones de mesas o limitar la producción de shows y eventos que pudiera atraer público.

Pero a pesar de que las restricciones vienen flexibilizándose cada vez más y que los índices demuestran una importante recuperación económica, algunos restoranes de las capitales se encontraron con una nueva dificultad: la falta de personal para cubrir los puestos que quedaron vacantes durante la pandemia.

Un dato relevante es el que aportó a Infobae la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos (Uthgra), afirmando que el promedio de edad de los trabajadores del sector viene bajando desde hace tiempo, encontrándose hoy en los 25 años.

Se difundieron grupos de gastronómicos en donde se crean “listas negras” de empleados que reclaman por sus derechos.

Esto pasa porque, cuando un trabajador va creciendo en edad, va adquiriendo más necesidades que cuando era joven, cómo mantener a una familia o cuidar a sus padres. Si el sector no le ofrece carrera, capacitaciones y crecimiento en el rubro con un sueldo que lo acompañe, se ve forzado a migrar a otro sector.

En este contexto, se especula que los trabajadores que quedaron cesantes durante la pandemia encontraron trabajo en otros lugares, como las aplicaciones de delivery.

De salarios y de responsabilidades

En respuesta a las lecturas de los empresarios del sector, los comentarios de personas que trabajan o trabajaron en el sector explican lafalta de personalcon la falta de salarios acordes al puesto.

Una joven denunció en un tuit que se hizo viral que un restorán le ofrecían $20.000 mensuales por ocho horas diarias y un solo franco. Otro empleado publicó que había renunciado a su trabajo en una parrilla de Palermo porque cobraba menos de 25 mil pesos por mes por 12 horas diarias

Al analizar la problemática, la youtuber Bel Bozzolo, que trabajó 11 años en el sector gastronómico, cuestionó a la UTGHRA por la falta de movilización para exigir el cumplimiento de los convenios. Además, agregó a la baja contraprestación la cantidad de estudiantes del interior del país que solían ocupar las vacantes y que, durante la pandemia, volvieron a sus lugares de origen para continuar sus estudios de forma remota.

A pesar de que los precios del menú fueron subiendo con la inflación, desde hace mucho que el salario de un mozo no cubre el alquiler de un departamento de dos ambientes. Esperando que con las propinas se cubra el costo de vida, los salarios que ofrecen los restoranes se encuentran desactualizados aún antes de la pandemia.

Durante la pandemia creció el la demanda de trabajadores para deliverys que habría absorbido los trabajadores gastronómicos.

Desgaste físico y sobreexigencias

Hay que tomar en cuenta que los puestos requieren de una atención constante en momentos de tensión y desgaste físico, y los trabajadores difícilmente puedan generar otro tipo de emprendimiento mientras se desarrollan en el sector.

A esto se le suma lo que en los comentarios se describe como “explotación”. Aunque las convocatorias digan “mozo” o “bachero”, es común que una vez en el trabajo los empleados exijan otras actividades ajenas al puesto. Además, aunque se les pague por ocho horas, se suele exigir a los trabajadores quedarse hasta el “horario de cierre” y muchas veces se supera este límite de horas.

Con todo esto, las poblaciones que comúnmente tenían la necesidad de trabajar en el sector a pesar de los bajos sueldos y largas horas, hoy elijan otras opciones que les brinde contraprestaciones un poco mejores.

ADEMÁS EN NEA HOY:

Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza: ¿qué herramientas implementa el Estado para combatirla?

Manzur y las políticas públicas de género

Tarifa de energía eléctrica en Formosa: congelamiento hasta fin de año

últimas noticias

-Publicidad-

-Publicidad-

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -