26 C
Corrientes
24 C
Formosa
19.7 C
Posadas
25 C
Resistencia
24.7 C
Asunción
Domingo 28 de noviembre de 2021

Empezó natación porque no podía caminar, en la pandemia entrenó en una pelopincho y se consagró en el Sudamericano

En el último Sudamericano de Perú, el nadador misionero Sebastián Méndez Brandt se trajo una medalla y fue finalista en su categoría individual. Sus inicios en el deporte para combatir una hipotonia y las dificultades de entrenar en cuarentena vía Zoom.

-Publicidad-

- Publicidad -

Sebastián Méndez Brandt tuvo una destacada actuación en el Sudamericano juvenil de Natación que se disputó en la República de Perú. Consiguió una medalla de bronce en relevos y terminó entre los seis primeros en su categoría. 

Durante la primera quincena de noviembre se desarrolló el Campeonato Sudamericano Juvenil de Deportes Acuáticos con competencias de natación, nado sincronizado, clavados y waterpolo.

El nadador misionero hizo podio con el equipo de relevos de 4×100 libres, y, al ser un gran largador, tuvo la responsabilidad de abrir el relevo: marcó 0.53.63 segundos, su mejor marca personal, y colaboró en la medalla de bronce argentina.

Sebastián Méndez Brandt junto a Delfina Pignatiello.

En dicha competencia, Méndez Brandt logró batir un récord histórico, que databa del 2009, con el segundo relevo de la Selección Argentina, Lisandro Monzón, otra estrella de la Natación del CAPRI. La actual marca es 35 centésimas menos que la anterior.

Por otra parte, el deportista misionero logró su mejor marca personal en 50 metros libres y se metió entre los seis nadadores más rápidos de Sudamérica en su primer año de juvenil, esto quiere decir que el año que viene tendrá revancha en la misma categoría.

En diálogo con NEA HOY, el nadador brindó su análisis sobre su paso por el Sudamericano: “Fue un torneazo, no solamente por los tiempos sino por haber representado a la selección, ponerse la celeste y blanca y alentar a tus compañeros representando a un club enorme que es la Argentina fue algo único”.

El nadador misionero fue sexto en 50 metros libres en el Sudamericano.

Sus inicios y su lucha por volver a  

Sebastián Méndez Brandt vivió en sus primeros años de vida momentos complicados. Es que una hipotonia, es decir, la disminución del tono muscular en todo su cuerpo, le imposibilitaba moverse por sus propios medios. La natación en mi vida fue una terapia para solucionar mi enfermedad”, reflexionó.

Uno de los primeros torneos importantes que tuvo Sebastián fueron los Juegos Evita, donde ganó varias medallas. Pero él se quedó con la experiencia obtenida y las personas que conoció, algunas de ellas son amigos hasta hoy.

Para el nadador, el deporte es “disciplina y esfuerzo”, aunque también reveló que entrar a la pileta le causa “una liberación”. Es donde se siente a gusto y no piensa en dejar de entrenar para seguir logrando más objetivos.

Entrenar en pandemia 

Como gran parte de los deportistas del país, entrenarse en la pandemia fue un reto difícil de superar. Es que nadie conocía cómo comportarse ni estaban acostumbrados a practicar de manera virtual.

“Tuvimos que recurrir a la plataforma Zoom y yo nadaba en una pileta pelopincho en casa, fue muy complicado y se sumó al colegio que también era todo nuevo”, contó Méndez Brandt.

Actualmente los nadadores del Capri están manteniendo el ritmo, pararán una semana en navidad y año nuevo para volver a entrenar rápidamente para el nacional que se corre a principio de año.

De cara al futuro, el deportista misionero se planteó ir a los Odesur en 2023 y a corto plazo clasificar nuevamente a un torneo internacional con Argentina.

ADEMÁS EN NEA HOY:

Astrid Olmedo: “Siento que la pileta es mi lugar, es lo mío”

Excelente actuación de Daniela Giménez en los Juegos Paralimpicos de Tokio

últimas noticias

-Publicidad-

-Publicidad-

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -