37.2 C
Corrientes
38.9 C
Formosa
34.4 C
Posadas
38.2 C
Resistencia
31.7 C
Asunción
Martes 31 de enero de 2023

El mate: ¿una costumbre argentina que nació en Misiones?

Es una infusión característica de varios países sudamericanos, pero ¿donde nació?

-Publicidad-

- Publicidad -

El consumo de mate se fue incrementando en los últimos años, y no solamente se centra en Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, sino que llegó a países asiáticos y en menor medida europeos.

Siria por ejemplo es un caso asombroso, es el mayor comprador de yerba argentina en el planeta, en 2019 le compró a Argentina 31.247.950 kilos. También arrasa en El Líbano, Francia, Chile y hasta en Estados Unidos. ¿Pero dónde nació esta tradición que terminó adoptándose como una costumbre nacional y cautivó al mundo? 

Pese a la guerra, los refugiados sirios no abandonan el mate

Historia

Alberto Roth, reconocido ambientalista que se radicó en Misiones, expresó en su libro Todo Mate: “El mate no es alimento, pero alimenta; no es cafeína ni nicotina pero su efecto es duradero y no daña el cuerpo humano. El único efecto que tiene el mate es que es demasiado barato y está al alcance de todos”.

El mate también se popularizó en Siria.

Entre 1925 y 1935 se implantó mucha yerba en Corrientes y Misiones. Desde ese momento fue innecesario importar desde Paraguay o Brasil, que es de donde venía la mayor parte del producto.

Los aborígenes guaraníes utilizaban las hojas de yerba para mascar y conocían por lo tanto sus propiedades alimenticias o reparadoras. Los jesuitas refieren que ellos mascaban las hojas durante sus viajes para conservar sus fuerzas.

Roth afirmaba: “El consumo del mate se arraigó en el país a comienzos del Siglo XX, cuando su población aumentó notablemente. Llegaron a Argentina inmigrantes de todas partes del mundo y todos se hicieron adeptos al mate”.

El Papa Francisco tomando un mate.

Mate: la tradición de todo un continente

Si bien fueron los aborígenes guaraníes los primeros en captar y aprovechar las propiedades de la yerba, en aquel momento su consumo era mascando las hojas. Tiempo después se popularizó ingerir el mate mediante una bombilla.

Los nativos guaraníes fueron quizás los primeros en tomar mate. Los españoles notaron que llevaban con sus armas, una pequeña bolsa de cuero con hojas trituradas y tostadas

Por esto, además de apreciar las bondades nutricionales de la yerba mate, la veneraban como un regalo sagrado de los dioses con un significado especial y espiritual. Tal fue la importancia del producto que se convirtió en moneda de intercambio con incas, charrúas y pampas.

Cada país tiene su forma de tomarlo: en Argentina antes de la pandemia era sinónimo de encuentro ya que se compartían rondas de esta infusión. En Uruguay, en cambio, es más personal y acompaña a las personas a todos lados.

Por el lado de Paraguay, es tradicional el mate frío o tereré, donde le agregan al agua distintos tipos de yuyos. Mientras que en Brasil es una infusión característica de la zona sur, en la región gaucha es conocido como cimarrao.

Consumo

Existen varias opciones de tomar mate, desde el más conocido que se ingiere de manera caliente, con o sin azúcar, hasta el mate frío o tereré que es muy común en todo Paraguay. O hasta el Mate Cocido que se prepara en una taza mediante las hojas de yerba.

Misiones es la provincia con mayor cosecha de yerba del país.

En Argentina, es la bebida más consumida después del agua, sin distinción de género, edad, ni clase social. Según el Instituto Nacional de la Yerba Mate, en el país se consume un promedio de 100 litros de mate al año, por persona.

Además de ser una bebida popular, se utiliza con fines medicinales como tónico, diurético y como estimulante para reducir la fatiga, suprimir el apetito y ayudar a la función gástrica. Hasta en algunos casos sirve como laxante.

Si bien la yerba fue consumida desde hace muchos años, el mate es una infusión que fue sumamente aprovechado por el marketing en Argentina, donde en muchos casos lo consideran como oro verde.

ADEMÁS EN NEA HOY:

Parque Federal Campo San Juan: una recomposición de Nación al patrimonio de la provincia

Ignacio Delgado: “En mi caso entre el 50% y 60% de las plantas de yerba murieron”

últimas noticias

-Publicidad-

-Publicidad-

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -