7 C
Corrientes
6 C
Formosa
8.7 C
Posadas
5.4 C
Resistencia
7.7 C
Asunción
Jueves 30 de junio de 2022

La extradición de Otoniel, el líder del grupo narco más importante de Colombia: su clan paralizó el país

El líder del Clan del Golfo fue extraditado a los Estados Unidos como lo fueron muchos líderes de carteles narcotraficantes en el país. A pesar de su captura, el clan criminal continúa en actividad y obligó a cerrar comercios.

-Publicidad-

- Publicidad -

Dairo Antonio Úsuga, alias “Otoniel”, fue el narcotraficante colombiano más buscado hasta su captura en octubre del 2021. El Presidente de Colombia, Iván Duque firmó el 8 de abril la orden de extradición, y un mes después, Otoniel fue llevado a los Estados Unidos para ser juzgado por la corte de Nueva York, siguiendo el destino de otros narcotraficantes colombianos como Fabio Ochoa Vásquez del Cartel de Medellin o los hermanos Rodríguez Orejuela, jefes del Cartel de Cali.

Otoniel estuvo al frente de lo que se conoce como el Clan del Golfo, una organización criminal señalada como la responsable de movilizar entre el 30 y el 60% de la cocaína que sale del país.

 

¿Quién es Otoniel?

Hasta su captura, Otoniel era el hombre más buscado de Colombia. Las autoridades ofrecían una recompensa de $3.000 millones de pesos colombianos (casi 750 mil dólares) por información que condujera a su captura. El presidente de Colombia señaló su captura como el golpe más grande al narcotráfico desde la caída de Pablo Escobar.

La trayectoria de Otoniel es bastante diversa. Nacido en Antioquia, al noroeste de Colombia, perteneció a movimientos guerrilleros antes de entrar al mundo del narcotráfico. A los 16 años ya formaba parte del ya desaparecido Ejército Popular de Liberación, para luego formar parte de las FARC y finalmente del grupo paramilitar Autodefensas Unidas de Colombia.

Cuando este último se desmovilizó en el 2005, Onotiel se unió a las filas de Daniel Rendón Herrera, alias “Don Mario”, líder de los “Urabeños, banda que más tarde sería conocida como el Clan del Golfo. Úsuga rápidamente fue subiendo de rango dentro de la organización, tal es así que cuando Don Mario fue capturado en el 2009, pasó a dirigir el poderoso clan.

El paro armado

Al conocerse la noticia de que Otoniel sería extraditado, el Clan del Golfo ejecutó un “paro armado” que afectó principalmente a departamentos como Córdoba, Sucre, Chocó, Cesar Cesar, el sur de Bolívar y el norte de Antioquia, en subregiones como Urabá y el Bajo Cauca.

A través de panfletos y grupos de whatsapp, se hizo saber a la población que quedaba prohibido durante los próximos 4 días la apertura de locales o movilizaciones en el transporte público, amenazando con “consecuencias desfavorables” a aquellos que incumplieran estas medidas.

En un país acostumbrado a la violencia de los grupos criminales, se le conoce como “paro armado” a las acciones de estos grupos que atacan la vida civil mediante bloqueos de vías, restricciones de movilidad y amenazas que obligan a cerrar establecimientos comerciales o servicios públicos como colegios y universidades.

El paro armado afectó los departamentos del noroeste del pais.

Sin embargo, nunca se había producido un paro armado que afectara a tantas regiones a la vez. Los departamentos del noroeste son importantes por la producción de productos estratégicos como el banano, plátano y carne, por lo que los perjuicios a la economía colombiana son notables.

Las zonas afectadas fueron sumergidas en el caos producto del paro. Se produjeron quemas de vehículos, se registraron 12 homicidios selectivos, cinco tentativas de homicidio, bloqueos de 10 vías y cerca de 50 paros de transporte.

¿Cómo sigue el Clan del Golfo?

Con la captura de Otoniel, el Presidente Iván Duque celebró en los medios el “final del Clan del Golfo”. Nada más lejos de la realidad, ya que si hay algo que demuestra el paro armado es que el grupo sigue activo y todo indica que continuará sus actividades bajo un nuevo mandato.

Se ofrecen 5 mil millones de recompensa por información que contribuya a los sucesores de Otoniel.

El paro llevó al titular de defensa del país a anunciar recompensas de hasta $5.000 millones de pesos (más de un millón de dólares) colombianos para quien dé con el paradero de jobanis de Jesús Ávila Villadiego, alias “Chiquito Malo”, Wilmer Antonio Giraldo Quiroz, alias “Siopas” y José Gonzalo Sanchez S. alias “Gonzalito”, los presuntos sucesores de Otoniel al frente de la banda.

En medio de un año electoral, Iván Duque podría utilizar la captura y extradición de Otoniel como una muestra del éxito de sus políticas contra el narcotráfico, sin embargo, el paro armado y la continuidad del Clan del Golfo están demostrando lo contrario.

La Fundación Paz y Reconciliación sacó un duro informe criticando las políticas de defensa y control del narcotráfico. Bajo el título «Plomo es lo que hay: Violencia y seguridad en tiempos de Duque«, destaca que a pesar de la captura de Otoniel, el Clan del Golfo continúa siendo el grupo criminal más poderoso del país.

Si esto continua, las medidas de fuerza del clan podrían dirigirse hacia los comicios electorales que se celebrarán el domingo 29 de mayo.

ADEMÁS EN NEA HOY:

Reporteros Sin Fronteras advierte sobre lo peligroso que es ser periodista en Brasil, Colombia, Honduras y México

¿Argentina más cerca del BRICS?: los beneficios que podría traer al país su integración al Nuevo Banco de Desarrollo

Elecciones en Colombia: un escenario que pronostica un cambio de época

últimas noticias

-Publicidad-

-Publicidad-

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -