24.3 C
Corrientes
22 C
Formosa
19.7 C
Posadas
24.1 C
Resistencia
23.7 C
Asunción
Sábado 01 de octubre de 2022

El mapa de los subsidios: las asimetrías regionales que discuten los gobernadores del Norte Grande

En la 10.º asamblea del Norte Grande los gobernadores de las 10 provincias de la región discutieron la distribución desigual de los subsidios a la energía y transporte que afecta al bolsillo de la gente del interior y compromete el desarrollo.

-Publicidad-

- Publicidad -

El Consejo de la Región del Norte Grande volvió a reunirse el viernes de la semana pasada en Tucuman, donde los gobernadores de las 10 provincias de la región discutieron los distintos puntos de interés para achicar las asimetrías regionales que existen en el país y que afecta particularmente al norte.

Entre ellos se encuentran la distribución desigual de los subsidios que afectan a las tarifas de transporte y energía, que están concentrados en los grandes aglomerados urbanos y que lleva a los habitantes de las provincias a pagar más caro los pasajes de colectivos y las facturas de la luz. 

Distribución de subsidios a las tarifas de transporte

Una importante asimetría regional se encuentra en el subsidio diferenciado a las tarifas de transporte. De acuerdo a datos publicados por el Ministerio de Transporte, el 79% del total de los subsidios nacionales son aplicados en el Área Metropolitana de la Ciudad de Buenos Aires, mientras que el restante 21% debe ser repartido en el resto del país.

El transporte público es un servicio estratégico que asegura la movilidad de las personas para tener acceso a derechos como el trabajo y el estudio. Día a día millones de argentinos necesitan contar con suficientes servicios de colectivos que pasen con cierta frecuencia cerca de sus hogares para trasladarse hacia sus puestos de trabajo o áreas comerciales, y esto es así tanto en la Ciudad de Buenos Aires como en el sur extremo sur o el norte del país.

En cada provincia o municipio se concesiona el transporte público a distintas empresas, pero para asegurar tanto una tarifa accesible como una mayor frecuencia en barrios periféricos con menor población que los centros comerciales, es necesario el subsidio del servicio.

El reparto desigual del subsidio de tarifas de transporte obliga a las provincias a destinar una mayor parte de sus recaudaciones que la capital del país o la provincia de Buenos Aires, lo que compromete su desarrollo al no poder utilizarlo para otras áreas estratégicas.

Como resultado de esta distribución desigual la tarifa del área metropolitana no subió en los últimos tres años, mientras que en las provincias del Norte Grande ha estado subiendo en relación a la inflación.

Las tarifas más altas en el interior del país implican que los trabajadores de las provincias deben utilizar un mayor porcentaje de sus sueldos para trasladarse, lo que a su vez impacta en el consumo interno y, a la larga, profundiza las asimetrías regionales.

Tarifas diferenciales de energía

Así como pasa con el transporte, las tarifas diferenciadas de energía son otras marcadas asimetrías regionales que afecta al bolsillo de los trabajadores de las provincias. Hay varios componentes que inciden en la tarifa final que paga el usuario, como el costo de generación de energía, de distribución o el nivel de consumo.

Los costo que las distintas proveedoras pagan por MWh es el mismo a lo largo del país, pero los costos de distribución son mucho mayores en las zonas en las que la población es menor y más distribuida que en los grandes aglomerados, teniendo que ser muchas veces las provincias las que absorban los costos de inversión para asegurar una conexión y desarrollo equitativo dentro de sus territorios.

Las provincias deben absorber a través de subsidios los costos diferenciales en la distribución para equiparar las tarifas a las de Buenos Aires.A esto se suma que el costo de distribución de las proveedoras del AMBA lo determina el Gobierno Nacional, que generalmente retrasa los incrementos porque tiene mayores posibilidades para absorber los costos. Esta es la principal razón por la que un usuario de Capital Federal o del Gran Buenos Aires puede llegar a pagar una tarifa de cinco a siete veces más baja que de alguien de Chaco o Corrientes.

A esto se suma el nivel de consumo, que afecta más a las zonas con climas más extremos, particularmente en casos de aplicar tarifas diferenciales, en las que los subsidios solo apliquen a un nivel de consumo bajo, el cual el precio por KWh es mayor.

Esta es la razón por la que en la región del sur se aplica un subsidio especial al gas por área geográfica por entender la necesidad que existe en esas regiones de consumir mayor energía durante el invierno. De esta misma manera se podría aplicar uno en el norte, donde existe la necesidad de consumir más energía para sobrellevar los veranos extremos.

ADEMÁS EN NEA HOY:

Las provincias del NEA en rojo por el desabastecimiento de gasoil

Norte Grande en Tucumán: un encuentro para desarrollar la región y aprovechar el contexto internacional

Norte Grande Argentino: todas las claves para entender el futuro de la región

últimas noticias

-Publicidad-

-Publicidad-

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -