39.6 C
Corrientes
38 C
Formosa
40 C
Posadas
40 C
Resistencia
36.7 C
Asunción
Miércoles 08 de febrero de 2023

¿Quién fue Octorina Zamora?: una historia de lucha por los derechos de las mujeres y niñas indígenas del norte argentino

La dirigente indígena falleció el 1 de junio tras una larga enfermedad, el pueblo wichí la despidió con dolor.

-Publicidad-

- Publicidad -

A dos días del 3 de junio, falleció Octorina Zamora, una referente indígena, una luchadora por los derechos humanos de Salta y, sobre todo, una militante de los derechos de las mujeres e infancias wichí. Una mujer que deja una huella enorme en lo que respecta a la lucha por la reivindicación del rol de las mujeres en la sociedad. 

Octorina falleció el miércoles 1 de junio por la madrugada luego de una larga enfermedad. Estaba internada en una clínica en la capital de Salta, su provincia natal. Un día antes de morir, había recibido la noticia de que el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) de dió la primera distinción honorífica “Eulogio Frites”. 

El premio Eulogio Frites es un reconocimiento en vida a personas que hacen de su vida una lucha constante por visibilizar los derechos indígenas. Frites fue destacado militante por la protección, defensa y ampliación de los derechos de las comunidades y pueblos indígenas.

«OCTORINA I LEIYEJH HOHNAT, DEJÓ LA TIERRA», INFORMÓ SU HIJA, TUJUAYLIYA GEA ZAMORA.

Octorina recibió el premio «en reconocimiento a su trayectoria y compromiso inclaudicable en la defensa permanente de los derechos de niños, niñas, jóvenes y mujeres de los Pueblos Originarios y del medio ambiente», aseguraron desde el INAI.

Despedida de las mujeres indígenas

“Se nos fue Octorina a un mundo mejor, donde no hay maltratos por ser de cultura diferente y su lucha será dar amor y ser la KHAJIANTEYA, la fortalecedora. Cumplió maravillosamente su título en éste mundo. Ruego oraciones al Gran Espíritu para que lo reciba y sea fortalecida y nos inspire siempre (sic)”, se despidieron las mujeres indígenas de la Organización Kaianteya del Pueblo Wichí.

Octorina era Presidenta de esa organización. “Fue una incansable luchadora. Siempre estuvo en el lugar correcto en el intento de modificar la realidad”, agregaron; y recordaron una frase que ella siempre pronunciaba: “Yo no estoy para hablar desde la lástima. La lástima ya no tiene que ser hablada. Demasiado estamos mostrando nosotros, miseria, hambre, desnutrición, despojo, eso habla por sí mismo. Yo quiero justicia, y la justicia no es solamente predica, la justicia es acción”.

También anunciaron que dejaron liberado el film “Kajianteya, la que tiene fortaleza”, un documental que relata la vida y obra de Octorina, su militancia y luchas “siempre desde el simple sonido de una voz wichí”.

Una vida de lucha

De acuerdo a una reseña sobre Octorina publicada en Página12, en los años 90, cuando Roberto Arturo Ulloa era Gobernador de Salta, Octorina puso una carpa en la plaza central de la ciudad de Salta, la 9 de Julio, para reclamar por la vulneración de derechos del pueblo wichí. Así, mucha gente pudo conocer cuál era la verdadera realidad de la comunidad indígena que habita en Salta. 

Con el tiempo, la lucha de Octorina se extendió a gran parte del país. En el norte argentino, fue y será una gran referente que denunció públicamente y llevó a la Justicia casos de abuso sexual gravemente ultrajantes contra mujeres y niñas indígenas; así como también puso en debate el término “chineo” que es una práctica de abuso sexual de criollos contra las niñas wichí. 

Octorina acompañó a familiares de Jorgelina Reinoso y de Dominga Arías, dos víctimas indígenas de la violencia machista.

En una de sus últimas giras, la dirigente indígena llegó al Chaco para acompañar una conferencia de prensa con familiares de adolescentes indígenas que fueron víctimas de femicidios en la provincia. Allí, ella reclamó mayor participación de las comunidades originarias en los procesos judiciales con víctimas indígenas. 

“Los delitos como femicidios y abusos a nuestras mujeres indígenas son crímenes de odio, racismo y machismo que el Estado debe condenar. Somos seres humanos, no somos animales. No vamos a permitir más que nos violen, maten y nos tiren”, aseguraba Octorina en diálogo con NEA HOY en abril de este año

Desde el INADI también recordaron su trabajo y militancia: “Decimos que su espíritu continúa vigente cumpliendo esa valiosa tarea de defender derechos”, afirmaron.

ADEMÁS EN NEA HOY: 

El mapa de los subsidios: las asimetrías regionales que discuten los gobernadores del Norte Grande

Para fin de año, Formosa espera validar un tercer prototipo de respirador artificial

Jóvenes estudiantes podrán acceder a créditos para compra de notebooks

últimas noticias

-Publicidad-

-Publicidad-

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -