39.9 C
Corrientes
39.2 C
Formosa
29.7 C
Posadas
36.2 C
Resistencia
30.7 C
Asunción
Martes 31 de enero de 2023

Bajante extrema del Río Paraná: ¿cuándo volverá a la normalidad?

El río Paraná afronta una de las bajantes más extremas desde hace décadas. El último periodo de lluvias encendió las expectativas de que esté volviendo a la normalidad. Sin embargo, los expertos analizan una situación no tan positiva para los próximos meses.

-Publicidad-

- Publicidad -

Las intensas lluvias que se registraron en las últimas semanas sobre distintas localidades correntinas y las críticas imágenes de inundaciones que se registraron en el sur provincial, generaron expectativas acerca de la recuperación del río Paraná, luego de la bajante extrema que se sostiene desde 2019.

Lo cierto es que, según analizan diferentes expertos en el tema, el cuadro de bajante aún no finalizó y se encuentra cercano al registrado en junio de 2019. Sin embargo, sí se detectaron mejoras en lo que respecta a la sequía regional, la cual afectó a todo el continente sudamericano en los últimos años.

El Subgerente de Sistemas de Información y Alerta Hidrológico del Instituto Nacional del Agua (INA), Juan Borus, explicó a NEA HOY que existe una mejora respecto a la sequía en los Estados que conforman la Cuenca del Plata, que han declarado emergencia hídrica, pero la situación se encuentra “muy lejos de la normalidad”.

¿Qué tiene que pasar para que se normalice la bajante del Río Paraná?

En 2020 cuando nos consultaron cuándo se iba a terminar la situación de bajante, señalamos que debían darse ciertos factores: el primero tiene que ver con la normalización del patrón de lluvias en la región, que hubieran lluvias por encima de lo normal y, en particular, en la región de respuesta hidrológica rápida que está localizada en Misiones y al este de Paraguay”, señaló Borus.

Esta región se extiende por alrededor de 300.000 kilómetros y abarca la décima parte de la Cuenca del Plata.

En la actualidad, la Cuenca del Plata registra una mejora en lo que respecta a la sequía que se sostiene desde 2019.

“El segundo elemento tiene que ver con que una vez que se normalicen las lluvias, se debería esperar a que la condición de la humedad de los suelos se mantuviera lejos del déficit hídrico; algo que puede suceder con la consistencia de las lluvias, al menos, una por semana”, continuó. 

Luego de que ambos factores se normalicen, Borus comentó que el tercer paso consiste en que los afluentes del Paraná se recarguen y, como consecuencia, recarguen los embalses, para configurar una mejora sostenida.

“Estamos muy lejos de todo eso, el patrón climático sigue siendo desfavorable”, aseveró el referente del INA.

Previsiones de la bajante del Río Paraná

Según las proyecciones que se realizan en el Instituto Nacional del Agua, hasta la segunda mitad de la primavera no se esperan mejoras sensibles. Incluso, es posible que la situación continúe similar hasta el verano próximo.

No todo es malo; si analizamos cómo fueron los dos años anteriores podemos decir que estamos mucho mejor. Hace días que la palabra clave es equidistante; es decir, estamos a la misma distancia de los valores normales que de los valores críticamente bajos que supimos tener en estos últimos dos años, añadió Borus.

Bancos de arena generados por la bajante extrema del Río Paraná.

Si bien explicó que durante el invierno y la primavera se podría lograr una mínima recuperación en cuanto a la sequía, descartó de plano una mejora significativa

Cuidado del recurso de agua potable 

El Subgerente de Sistemas de Información y Alerta Hidrológico del INA remarcó la importancia de sostener el compromiso de cuidado del recurso de agua potable, tanto en las provincias como a nivel nacional y en lo que respecta a los países de la región.

“La población en general no debe olvidar que la carencia de agua sigue estando presente y lo que hemos pasado nos sigue recordando que, aunque estemos en una región húmeda de la Argentina, el recurso puede escasear”, indicó.

Respecto a la provisión de agua potable, recordó que “en una situación como la actual el costo del servicio es mayor, por lo tanto hay que economizar y no derrochar”.

¿Llegarán las inundaciones?

En respuesta a lo sucedido en las localidades de Paso de los Libres y Santo Tomé días atrás, producto de la creciente del Río Uruguay, Juan Borus analizó la situación y señaló que es muy distinto el comportamiento de este río, respecto al Paraná.

Inundaciones en Paso de los Libres.

Señaló que la situación crítica que afrontaron ambas localidades tuvo que ver con las intensas lluvias que se registraron aguas arriba, sobre el Río Iguazú, que también generó el desborde de las Cataratas misioneras.

A su vez, remarcó que el río Uruguay ya alcanzó su pico días atrás y que ahora se encuentra en descenso. Y descartó que, en las próximas semanas, se registren nuevos episodios similares.

ADEMÁS EN NEA HOY:

¿Qué impacto económico tendrá la bajante extrema del Río Paraná?

Bajante extrema del Paraná: la Nación instalará un centro operativo para atender la emergencia en Corrientes

Las lluvias ponen un freno a la bajante extrema del río Paraguay y se recupera levemente

últimas noticias

-Publicidad-

-Publicidad-

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -