7 C
Corrientes
6 C
Formosa
8.7 C
Posadas
7.3 C
Resistencia
7.7 C
Asunción
Jueves 30 de junio de 2022

El Amazonas en peligro: ¿qué puede pasar si no se logra la deforestación cero en los próximos años?

Investigadores afirman que el aumento de incendios producidos por la deforestación está comprometiendo la capacidad de resiliencia de la selva, acercándola a un punto de no retorno en la que comenzará a emitir más dióxido de carbono del que captura.

-Publicidad-

- Publicidad -

El Amazonas cumple un rol fundamental para el planeta. Su vasta extensión selvática, además de ser el hábitat de variedades únicas de vida animal y vegetal, absorbe y concentra cantidades importantes de carbono. Por esta razón, su conservación es de vital importancia para mantener los patrones climáticos globales.

Sin embargo, algunos estudios indican que el Amazonas podría estar acercándose a un punto de inflexión crítico que transformaría a su ecosistema biológicamente rico y diverso en una sabana de hierba. 

Las sequías producto de fenómenos climáticos, la deforestación descontrolada y la falta de controles para contener los incendios están llevando a bioma hacia un punto de no retorno en la que la selva estaría emitiendo más carbono del que captura, lo que compromete los esfuerzos. 

¿Qué dicen los estudios?

Los estudios fueron realizados por investigadores brasileños e ingleses a través de articulaciones entre el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales, Instituto de Investigaciones Energéticas y Nucleares y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica.

Se trata de un estudio que se viene realizando desde el año 2010 en el Bajo Tapajós, un área con un tamaño equivalente a dos veces el territorio de Bélgica, en la que se relevan datos para cuantificar el impacto causado por trastornos provocados por la acción humana en el Amazonas a través del tiempo.

Los investigadores advierten que entre el 2015 y el 2016 la selva se vio afectada por una gran sequía asociadas al fenómeno El Niño. Este evento climático propició los incendios forestales producidos principalmente por la deforestación que se realiza en la zona.

La selva es vital para el mantenimiento del equilibrio climático en el continente.

El fuego es comúnmente utilizado para quemar la selva talada en un área de desmonte o para ayudar a limpiar un campo. Por los altos niveles de humedad en la selva amazónica, por lo general estos fuegos son fáciles de controlar, pero las sequías generaron un escenario propicio para que el fuego se salga de control, razón por la cual aumentaron los incendios forestales durante los años siguientes.

Los efectos de estos incendios se observaron durante los siguientes tres años, dando como resultado la muerte de 3.000 millones de árboles y en la emisión de 495 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2).

En este escenario, los científicos afirman que, de no reducir drásticamente los niveles de deforestación, la selva podría perder su capacidad de resiliencia, no pudiendo recuperarse de futuras perturbaciones como sequías, talas e incendios, bajando paulatinamente la cantidad de CO2 que pueda capturar.

La deforestación que no cede

Los ecologistas vienen denunciando que, desde la asunción del presidente Jair Bolsonaro en enero del 2019, los medios de control y fiscalización de actividades ilícitas en el Amazonas se han venido flexibilizando, dando rienda libre a actividades de gran impacto ecológico como la minería y la tala de árboles. Según cifras oficiales, desde ese año la deforestación anual en el Amazonas aumentó un 75 por ciento respecto de la década anterior.

Entre enero y mayo de este año, la selva perdió 2.867 kilómetros, un 13% más que en los cinco primeros meses del 2021. Los niveles de deforestación están llegando a un máximo histórico desde el 2016, cuando se tomaron medidas estrictas para controlarla.

Además del aumento en el impacto ecológico, la flexibilización de los controles tienen como resultado el aumento de la violencia y el narcotráfico en la zona.

La falta de políticas destinadas a revertir esta situación aumentan los riesgos de desastres ecológicos irreversibles. Los registros satelitales registraron un total de 2.287 incendios en el Amazonas en mayo, un alza de 96 por ciento contra igual mes de 2021 y el peor número de incendios en un mes desde 2004.

 

ADEMÁS EN NEA HOY:

Eutanasia: Colombia avanza en el acceso a una muerte digna, ¿cómo funciona?

Haití y el neocolonialismo, un país empobrecido por el racismo de las potencias del mundo

Fundaciones ecológicas obtienen apoyo internacional para agregar valor a las buenas prácticas agrícolas

 

últimas noticias

-Publicidad-

-Publicidad-

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -