39.9 C
Corrientes
39.2 C
Formosa
29.7 C
Posadas
36.2 C
Resistencia
30.7 C
Asunción
Martes 31 de enero de 2023

De Fabricio Farías al hijo de Valeria Mazza: cuando el consumo de alcohol incrementa la violencia

Desde el caso de Fernando Báez Sosa hasta el de Fabricio Farías en Formosa, tienen el mismo denominador común: el consumo de alcohol, que en los últimos años viene creciendo.

-Publicidad-

- Publicidad -

Sobre la juventud se suelen escuchar frases como que son el «futuro» o «un problema«, son «el porvenir» o en el peor de los casos que «está perdida«.

Lo cierto es que, hechos protagonizados por grupos de jóvenes que han terminado en muertes violentas inundaron en los últimos años los medios de comunicación, lo que abrió el debate sobre el rol de la justicia y si habría que modificar el Régimen Penal de Minoridad o aprobar la baja de imputabilidad para casos donde los menores son protagonistas

Solo para repasar los últimos hechos que tuvieron una conjunción -en algunos casos fatales- y en los que estuvieron ligados jóvenes, la violencia y hasta el alcohol: desde el caso de Fernando Báez Sosa; al playero oriundo de Corrientes Arturo López, que todavía sigue internado en un hospital, el hijo de la modelo Valeria Mazza que tuvo fractura de mandíbula como consecuencia de un golpe y el caso de Fabricio Farías en Formosa, en el que estuvieron involucrados sus amigos.

El consumo de alcohol incrementa los hechos violentos.

El caso Fernando Báez Sosa en Villa Gesell

Fernando Báez Sosa murió en enero del 2020 producto de los golpes que recibió por parte de ocho jóvenes rugbiers. Tras dos años, los últimos avances en la causa es que se negaron a someterse a peritajes psicológicos y psiquiátricos que habían sido solicitados por la querella y la fiscalía de cara al juicio oral. 

Los ocho jóvenes están imputados por el delito de homicidio agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas y también por lesiones leves sufridas por amigos de Fernando que estaban junto a él la madrugada del crimen. En la causa sobreseyeron a otros dos jóvenes acusados de ser partícipes necesarios.

El hecho quedó registrado por cámaras de seguridad y de teléfonos celulares de testigos, por lo que los sospechosos fueron identificados y detenidos horas más tarde en la casa que alquilaban, a pocas cuadras del lugar.

Homenaje en la puerta de Le Brique, la discoteca de Villa Gesell en la que asesinaron brutalmente a Fernando Báez Sosa.

Según la fiscal que lleva el caso, Verónica Zamboni, los acusados atacaron a Fernando Báez Sosa frente al local bailable ubicado en avenida 3 y paseo 102 de Villa Gesell. Para la familia del joven asesinado los involucrados tienen un pacto de silencio

La fiscal sostiene que los ocho jóvenes “acordaron darle muerte” al joven, y “previamente, distribuyeron funcionalmente sus roles”, luego de que “minutos antes, al encontrarse en el interior del local bailable, tuvieran un altercado”. 

Un caso similar que pasó desapercibido: ¿qué pasó con Fabricio Farías?

Un caso similar al de Fernando Báez Sosa, ocurrió en la ciudad de Formosa, en el año 2014. La causa estuvo caratulada como homicidio, pero se recaratuló como homicidio preterintencional.

Fabricio Farías salió a bailar a un conocido boliche de la ciudad, luego fue a un “after” con un grupo de jóvenes que eran de su entorno cercano, algunos amigos. Por motivos que se desconocen, lo atacaron a golpes y falleció al día siguiente por un daño cerebral irreversible a causa de los golpes reiterados. 

La última vez que habló la familia de Fabricio fue justamente cuando se conoció mediáticamente el crimen de Fernando Báez Sosa. También señalan un pacto de silencio.

Presencia policial en distintos operativos durante los fines de semana en Formosa.

¿En que estado está la causa del crimen de Fabricio?

Pasaron seis años de diferencia entre el crimen de Fernando Báez Sosa y Fabricio Farías, su padre Jorge Farías, comparó este caso con el de Villa Gesell. 

Hasta el día de hoy la causa se encuentra “encajonada” en la Justicia y no hay ningún culpable del hecho. Durante una entrevista el padre de la víctima calificó de irónica y dolorosa la situación dado que los que lo golpearon fueron sus propios amigos.

Venían a mi casa, yo les preparaba choripán y pizza, y al día siguiente del hecho se fueron al boliche como si nada, y luego de la muerte de Fabricio ninguno declaró, aseguraron no saber nada ni acordarse de nada”, dijo.

La hermana de Fabricio relató que cuando se enteraron del caso de Báez Sosa “fue muy fuerte y doloroso»: «Son casos con connotaciones similares, a diferencia de que en el de Fabricio eran supuestamente amigos. Ellos compartían salidas, viajes inclusive, iban a mi casa, no eran desconocidos”, explicó.

Añadió que “en el caso de Fernando, la Justicia actuó de forma rápida, concreta, sin minimizar la situación. También favoreció el hecho de que nadie guardó silencio y no tuvieron miedo a la hora de ayudar a esclarecer el caso”.

Según se conoció, el incidente comenzó por el alcohol, con una discusión que mantuvieron dos integrantes del grupo por la marca de cerveza que estaban consumiendo, a la que se sumaron los  jóvenes presentes (eran siete en total) desatándose una pelea en medio de la cual Farías recibió un golpe de puño en el rostro que le provocó la caída al asfalto, donde presuntamente siguió siendo blanco de una desmedida agresión.

El caso del hijo de Valeria Mazza y Arturo López

Al hijo de la modelo Valeria Mazza lo golpearon a la salida de un boliche hace algunas semanas causándole fractura de mandíbula. Germán Pugnaloni, abogado de Tiziano Gravier, agredido en Rosario dijo que el hecho podría haber sido como el caso de Fernando Báez Sosa. 

Por otro lado, tras más de cinco meses prófugo, el joven de 17 años que golpeó y dejó inconsciente al playero oriundo de Corrientes que trabajaba en un estacionamiento del microcentro porteño durante una discusión porque encontró el auto rayado, finalmente se entregó. 

El empleado del estacionamiento identificado como Arturo López, un hombre de 66 años, todavía sigue internado en un hospital para tratar de superar las secuelas que le dejó la agresión. 

El consumo de alcohol, uno de los agravantes de la violencia 

Según un informe hecho por Unicef con datos de la Dirección de Estadísticas e Información de Salud (DEIS) y del Programa Nacional de Salud Integral en la Adolescencia, del Ministerio de Salud de la Nación, siete de cada diez muertes de varones adolescentes son violentas

En tanto, las últimas cifras del SEDRONAR sobre consumo de alcohol señalan que el aumento del consumo se incrementó en jóvenes de entre 12 y 17 años en los últimos 7 años en Argentina. La situación se agravó en plena pandemia y post pandemia después de las flexibilizaciones sociales

ADEMÁS EN NEA HOY: 

Efectos colaterales en cuarentena: aumentaron los trastornos psicológicos y consultas sobre afecciones mentales

El caso Sofía Puyo destapa la problemática del alcohol al volante: las penas aplicadas destacan a Formosa – NEA HOY

Red Puentes: un abordaje distinto al consumo de drogas en los jóvenes

últimas noticias

-Publicidad-

-Publicidad-

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -