30.1 C
Corrientes
30 C
Formosa
26.7 C
Posadas
27.7 C
Resistencia
28.7 C
Asunción
Jueves 08 de diciembre de 2022

La sericultura y la necesidad de fomentar la producción

En Argentina, aunque no hay una producción continua, hay artesanos locales que se dedican a la sericultura en las provincias de San Juan, Mendoza, Formosa, Corrientes, Misiones y Chaco.

-Publicidad-

- Publicidad -

Se llama sericultura a la crianza y producción del gusano Bombyx mori o más conocido como “gusano de seda”, a través del cuál y tras un conjunto de técnicas para la producción de capullos, la seda misma es utilizada en productos textiles.

A partir de esta materia prima se pueden desarrollar productos y subproductos de alto valor, constituyendo una alternativa de diversificación productiva. Además, es sostenible y amigable con el medio ambiente. 

Si bien, los orígenes de la sericultura y la fabricación de la seda datan de la antigua China, y desde el 2009 está en la lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco debido a su larga tradición histórica, se fue conociendo en el resto del mundo desde hace poco más de una década (al menos en Argentina).

En Argentina, aunque no hay una producción continua, hay artesanos y productores locales que se dedican a la sericultura en las provincias de San Juan, Mendoza, Formosa, Corrientes, Misiones y Chaco.

La sericultura en China desde la crianza del gusano de seda, el devanado e hilado, el diseño de las telas y las confecciones, es una tarea asumida tradicionalmente por las mujeres en la economía de las regiones rurales. 

En la producción de seda en la Argentina, prácticamente el 80 por ciento de las personas que están en el rubro son mujeres, y en su gran mayoría, están ligadas con la agricultura familiar. 

El trabajo sericícola se impulsó hace más de 15 años desde pequeños y medianos productores que se dedican a la cría y producción de capullos, el hilado y obtención de madejas de hilo de seda y al diseño y confección de prendas artesanales. Además, se suman al trabajo artesanos y diseñadores. 

Proyecto Seda

En Argentina se financió un proyecto para sericultura a través del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) que finalizó en el año 2020, y en el que participaron unos 50 productores entre ellos productores formoseños.

El Proyecto Seda fue iniciativa de la Unión Europea, en el marco del Programa de Cooperación Triangular con la coordinación del INTI y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), llevando a cabo el acompañamiento, financiamiento y capacitación sobre el cultivo de morera y la cría de gusanos.

Durante el desarrollo del Proyecto Seda hubo 18 emprendimientos del país, uno de ellos en Formosa, que recibieron financiamiento para mejorar su infraestructura y equipamiento.

La sericultura es una estrategia de desarrollo para la agricultura familiar, que combina diversificación productiva, agregado de valor local, agroecología y enfoque de género.

Vale remarcar que los agricultores familiares en Formosa, según datos del RENATEP son más de 13.000, es el segundo sector más grande de la economía popular en la provincia. Esto es un factor interesante para fomentar la producción de la sericultura y aumentar la producción de seda.

La seda, uno de los elementos más resistentes de la naturaleza, es una fibra natural que produce únicamente el gusano de la especie Bombyx mori. Se trata de un producto costoso, de propiedades distinguidas y comercialización especializada, que se puede producir en superficies pequeñas, requiere baja inversión inicial y posibilita el agregado de valor sumado a la comercialización con técnicas.

La seda tiene una producción sencilla y un nivel de escala modular, además, se obtiene una fibra textil muy valorada en el mercado”, mencionó Francisco Pescio –coordinador de Extensión del INTA Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA)–. Esto significa que se puede comenzar con poca cantidad de capullos e ir aumentando la producción. Así es que la labor de los agricultores familiares de Formosa, permitiría que estos den el puntapie para desarrollar productos manufacturados que puedan venderse a costos más bajos.

¿Cómo se cría el gusano de seda?

La cría del gusano se realiza en un tiempo reducido y no se utilizan productos contaminantes ni riesgosos. Al ser tareas sencillas y livianas, las pueden realizar jóvenes y adultos mayores”, indicó Pescio.  

Vista como herramienta de desarrollo, la sericultura permite diversificar los riesgos y generar productos innovadores en la agricultura familiar

El objetivo del Proyecto Seda es transferir conocimientos y experiencias para alcanzar el crecimiento económico sostenible y la mejora en la calidad de vida de las poblaciones rurales de países de América Latina y El Caribe, a partir de la producción y cultivo del gusano de seda, y la optimización e innovación en capacidades técnicas y organizativas de los centros de investigación.

Hay un gran desconocimiento de la sericultura en algunas provincias, sin embargo, es importante aclarar que no en cualquier lugar se puede desarrollar, dado que la especie del gusano de seda es muy sensible, por ejemplo a los agroquímicos y pesticidas. Es importante que el alimento del bombyx mori, la hoja de morera, no se contamine.

Pero existe otra alternativa específica en los cultivos de morera, sobre todo en provincias donde la sequía está presente durante varios meses como en Formosa. Al respecto, la mucuna (una especie de planta) es usada a la hora de considerar la aplicación de un abono verde en cultivos, sobre todo en la provincia norteña.

Diferentes etapas del gusano de seda.

La leyenda de la seda china

La leyenda cuenta que allá por el tercer milenio antes de cristo, la emperatriz Leitzu esposa del Emperador Amarillo estaba tomando un té y de un árbol de morera cayó un capullo de seda al agua caliente, cuando trató de sacarlo comenzó a tirar de un hilo que parecía no tener fin.

Observó que era muy fino, resistente y de un tacto maravilloso. Este momento se considera como el inicio de la sericultura y de la fabricación de la seda, aunque los primeros restos datados son de la segunda mitad del segundo milenio a.C.

A la emperatriz Leitzu se le atribuye la creación de los primeros telares para la fabricación de la seda y a su marido la industrialización de la crianza de los gusanos de seda en la época de la dinastía Shang. 

Leitzu es considerada como la Diosa de la Seda y cada año cuando se acerca el comienzo del año lunar se celebra una fiesta para conjurar males y pedir una cosecha grande capullos de seda; además de celebrarse cada mes de abril el Festival de la “Flor del Gusano de Seda”. 

ADEMÁS EN NEA HOY:

Formosa recibirá financiamiento para equipamiento y obras de infraestructura científica y tecnológica

Luis Romero, geógrafo especializado en gestión del cambio climático: «Chaco está llevando adelante un plan de acción para adaptarnos a los nuevos escenarios climáticos»

últimas noticias

-Publicidad-

-Publicidad-

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -