33.5 C
Corrientes
33 C
Formosa
31 C
Posadas
34.7 C
Resistencia
27.7 C
Asunción
Miércoles 30 de noviembre de 2022

Damián Ayala, participante de La Voz Argentina: “Siento que tengo que defender la cultura y contar las historias lindas que tiene nuestro chamamé»

Su pasión por el chamamé se gestó desde los 4 años en que tocó por primera vez un acordeón. Luego vino la guitarra. Desde entonces, y con la difusión que obtuvo en La Voz Argentina, apunta a convertirse en un nuevo referente de la cultura chamamecera.

-Publicidad-

- Publicidad -

Tiene 24 años, es nacido en la ciudad de Rosario, Santa Fe, pero pasó la mayor parte de su vida en Corrientes; primero, en la ciudad de Goya, donde se mudó cuando tenía 3 años, y luego en la capital de Corrientes a donde llegó con 18 años. 

Se define como un fanático de Boca Juniors y, entre sus referentes musicales señala al compositor de cumbia santafesina Sergio Torres, al autor chamamecero Raúl Noguera y su mentor, también chamamecero, Nestor Barrios.

En esta aventura, lo acompañan simbólicamente su papá y su hermana, con quienes consolida una fuerte relación, atravesada por la muerte de su madre.

A poco de haber sido ratificado por el voto popular en La Voz Argentina y de quedar a las puertas de la semifinal, Damián Ayala conversó con NEA HOY y contó cómo vive la experiencia en el certamen que cautivó a miles de argentinos.

NH: ¿A qué edad comenzaste a tocar el acordeón?

Damián Ayala: El acordeón la agarré a los 4 años y la guitarra a los 5 años, y desde entonces fueron mi juguete para toda la vida. 

NH: ¿Por qué elegiste “Me muero lejos de ti” para las audiciones a ciegas?

D. A.: La canción la eligió la producción por ser con la que me había presentado al casting. Me la propusieron hacer en las audiciones a ciegas, estuve de acuerdo porque me gustaba mucho y la tenía bastante armada. De por sí, me atrae porque relata la experiencia del autor en su tierra, buscando un rumbo diferente y deja muchas cosas, entre ellas nostalgia.

Además, supuse que iba a ser una canción que iba a marcar algo nuevo dentro de las canciones que cantaron los demás participantes. 

NH: Desde el primer momento que comenzaste a cantar los artistas comenzaron a darse vuelta. Terminaste con los cuatro de frente a vos. ¿Qué sentiste en ese momento?

D. A.: Cuando todos se dieron vuelta no podía creer, porque estaba acostumbrado a ver los programas de las ediciones anteriores y uno se pone a pensar que participan otros 200 cantantes y no tenés la certeza de que se van a dar vuelta.

Suman mucho los nervios y la tensión de que no se den vuelta y es como que uno tiene miedo, pero cuando dije la primera palabra Mau y Ricky se dieron vuelta y me sentí tranquilo. De igual forma, la emoción también me ganaba porque no podía creer que también giraron Montaner y La Sole y tenía que seguir cantando.

Damián Ayala eligió ser parte del team de La Sole.

NH: Tuviste la oportunidad de cantar un chamamé cuando te lo pidió La Sole y elegiste “Volver en guitarras”. Después, en etapa de 16avos interpretaste “Estudiante del interior”. ¿Qué lugar ocupa el chamamé en tu vida?

D. A.: Como músico, más que nada, porque como cantante arranca ahora la historia, trato de aportar mi granito de arena a nuestra cultura.

Siento que TENGO QUE defender la cultura y contar las historias lindas que tiene nuestro chamamé

Nuestra música es de una cultura muy rica, muy agradable y hace pasar por tantas emociones. A veces, mucha gente no la conoce y creo que llevar esa obra a la televisión permite que la puedan disfrutar.

Con respecto a “Estudiante del interior”, la elegí por querer mostrar que en Corrientes tenemos un gran compositor como es Mario Bofill, que tiene mucha trayectoria y cada obra que hizo fue con mucho respeto, contando historias. Se trata del primer cantor cuentista del Chamamé y es por eso que la propuesta al público es mucho más interesante. 

Por mi parte, quería también contar la historia de un estudiante del interior, de todos los chicos que, en la provincia, salen de su ciudad para ir a la capital a estudiar y comenzar una vida nueva; arrancar de cero. Creo que mucha gente pasa por esa etapa que es muy importante porque uno se va fortaleciendo y haciéndose solo.

NH: ¿Pensaste que Mario Bofill te respondería como lo hizo, a través de un video en redes?

D. A.: La verdad, no me lo esperaba. A “Chingoli” Bofill, su hijo, lo conozco desde hace tiempo atrás, nos cruzamos en los escenarios y compartimos muchos momentos. Pero no pensé que Mario iba a tener esa amabilidad de enviarme un video y después saludarme también por privado.

Hace poco estuvimos tocando con “Los Hijos de los Barrios” en el homenaje que le hicieron a Mario en Loreto, su ciudad natal, donde se presentó una escultura con su imagen. 

Me puso muy contento que me haya dicho “me encantó la versión que hiciste”, quiere decir que estoy haciendo bien las cosas y que el autor me autoriza poder cantar su canción.

NH: Sobre la oportunidad que te dio la gente de poder quedarte en La Voz, a través del voto que te dieron en la aplicación digital del certamen, ¿qué decís al respecto?

D. A.: Sinceramente, después de cantar “Estudiante del interior” estaba llorando un poco porque sentía que me estaba despidiendo del certamen, de la producción, de mis amigos, de La Sole y los demás artistas. En las dos presentaciones anteriores estuve un poco nervioso por la presión que te pone la competencia. 

En ese momento, pensé que quería devolver a la gente un poco de lo que viví y tener la oportunidad de pasar tranquilo a la siguiente etapa. Por eso, agradezco mucho que me hayan votado. También a los medios que difundieron la convocatoria e hicieron que sea tendencia mi participación en La Voz. 

NH: Si bien, estás dentro del certamen, ¿qué te guardas, qué resaltás de esta experiencia?

D. A.: Algo que me pone muy contento es que a personas de Córdoba, Chubut, San Juan y otras provincias del país les haya gustado mi cultura. Personas que no conocían el Chamamé y que ahora lo cantan; se aprendieron canciones y les gustan. Todo eso me llevo.

Por parte del programa, reitero que siento que es el granito de arena que puedo hacer a mi cultura, mostrando de dónde vengo y lo que me gusta hacer; trato de tocar lo más posible que me permitan el Chamamé para poder, el día de mañana, ser un representante más de este género, y provocar esa alegría en la gente con nuevas historias.

Para mí es muy importante porque es el sueño de todo artista llevar su cultura a todo el país.

Damián Ayala es acordeonista del conjunto chamamecero Los Hijos de los Barrios y apunta a seguir difundiendo el chamamé por todo el país, luego de La Voz.

NH: ¿Ese es tu proyecto para después de La Voz? ¿Llevar el Chamamé por todo el país?

D. A.: Más allá de que siempre fui acordeonista del grupo más famoso de Chamamé que tiene Corrientes, como son Los Hijos de los Barrios, que son los encargados, con sus 25 años de trayectoria, de llevar el chamamé a diferentes partes del país, yo también me siento responsable de seguir haciendo nuestra música con mucho respeto y dedicación.

Que ahora esta plataforma y este certamen me estén brindando la oportunidad de poder cantar Chamamé me genera una gran satisfacción, y me encantaría que el día de mañana la gente pueda aprender mis canciones, que las cante conmigo y me pida las canciones del cancionero popular correntino.

Espero, después del certamen, poder hacer conciertos por todos lados, para seguir llevando el Chamamé.

ADEMÁS EN NEA HOY:

El correntino Damián Ayala necesita los votos del público para continuar en La Voz Argentina: ¿cómo votar?

Charo Escobar, del Hospital de Campaña a La Voz Argentina: “Es una belleza estar ahí, te hacen sentir como una estrella”

Ale Junior, el cantante chaqueño de la Voz: “Poder compartir con Ricardo Montaner el escenario me hace sentir que ya gané, no tiene precio”

últimas noticias

-Publicidad-

-Publicidad-

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -