16.7 C
Corrientes
17 C
Formosa
17 C
Posadas
16.9 C
Resistencia
19.7 C
Asunción
Miércoles 28 de septiembre de 2022

La polémica de los seguidores de Yiyo: una tradición cuestionada en Corrientes por propios y ajenos

Las movidas iniciaron en 2007, con caravanas de motos detrás del vehículo que transporta al artista cumbiero. Luego del enfrentamiento del líder de la banda, con la cantante Karina, el tema llegó a los medios nacionales, donde se intentó explicar el fenómeno, sus características y la masiva convocatoria que genera.

-Publicidad-

- Publicidad -

La polémica actuación de la cantante de cumbia Karina, la Princesita, en la que compartió escenario con el artista local Roberto Ibarra, cantante de la banda Yiyo y los chicos 10, y cruzó palabras con sus seguidores, dio que hablar durante semanas. “Yiyo” trascendió a los medios nacionales, donde se habló del fenómeno de sus seguidores y se intentó explicar su popularidad en Corrientes.

Todo comenzó cuando “La Princesita” pidió a los seguidores del cantante correntino que aguardaran su presentación con respeto, ya que, de un momento a otro, sus gritos pidiendo “Yiyo, yiyo”, mientras la cantante realizaba su show, se hicieron más intensos.

“Nosotros nos vamos a quedar a ver el show de Yiyo, porque somos respetuosos, no como los que se pusieron a gritar ‘Yiyo, Yiyo’”, se oye decir a Karina en un video grabado esa misma noche. “Desde el 2005 vengo acá, y siempre han sido todos respetuosos conmigo. Yo con ustedes espero lo mismo. Y a los hombres que están gritando, bajen un cambio, porque yo no me achico, les aviso”, dijo luego, en un tono eufórico.

Horas después del polémico show, el correntino respondió lo sucedido en un video difundido en redes sociales, en que se lo vio junto a su abogado, y defendió a sus seguidores quienes, aseguró, “se comportaron muy bien”.

Más tarde, su abogado confirmó que el reconocido conductor de la televisión nacional, Marcelo Tinelli, lo habría convocado para participar de su programa Canta Conmigo Ahora, algo que todavía no sucedió pero que mantiene en vigencia el tema.

Karina se quejó del comportamiento de los seguidores de “Yiyo” y el cantante correntino salió a defenderlos.

El fenómeno y su estilo desafiante

El hecho en que quedó envuelta Karina no fue aislado. El modo de ser, al menos en promedio, de los seguidores de “Yiyo”, que llevan más de una década de copar las calles de la capital correntina y sus alrededores camino a cada show, se caracterizó siempre por su estilo desafiante.

No sólo a las normas viales, que muchas veces le costó sanciones municipales o secuestros de los vehículos, incluso del mismo cantante de la banda por no cumplir ciertos requisitos de seguridad, sino también a los comentarios de los vecinos que, en diversas ocasiones, le asignaron descripciones insultantes.

Y es que la capacidad de convocatoria que tiene el artista, mayoritariamente en los barrios populares de la capital correntina, propició, durante largo tiempo, que confluyan en este grupo social diversas realidades.

Las caravanas urbanas que realizan los seguidores de “Yiyo” son masivas.

Acusaciones de hechos vandálicos y delitos en la vía pública

Si bien, no se puede involucrar a todos los que se denominan “seguidores de Yiyo” en los actos vandálicos o de falta de respeto, como el que sufrió Karina, estos fueron acusados, decenas de veces, por incumplir normas viales y hasta protagonizar asaltos en las veredas de las calles.

Uno de ellos, publicado en medios locales en mayo del 2014, fue el de Lourdes Darrigo, quien fue víctima de un violento asalto en la vereda de su casa, por parte de seguidores del grupo, luego de la actuación de éstos en el evento Corrientes Cumbia, que organiza el Gobierno Provincial.

No sabíamos que venían las motos de Yiyo, porque cuando sabemos nos escondemos y protegemos. Antes la Policía avisaba y nos encerrábamos. Ya habían pasado cuatro motos, volvieron, nos rodearon. Yo estaba con las llaves en la mano, por abrir el portón. Bajó uno de la moto, muy nervioso, con un arma, me tiró al piso, delante de mis hijos y mi mamá de 83 años, y me decía dame todo. Le di mi celular, no tenía nada más. Entonces se bajó mi marido, lo calmó, le dijo ‘tomá mi billetera, llevate el auto, todos los demás seguidores pasaban, mientras, yo seguía en el suelo encañonada por el hombre, que me decía ‘te voy a matar, te voy a matar’”, relató la mujer.

En 2009, las grescas callejeras entre bandas cumbieras se cobró la vida de un joven de 16 años.

El peso de una muerte

En 2009, un joven seguidor de 16 años fue asesinado en medio de una gresca callejera que disputaron los fanáticos de “Yiyo” contra los de otra banda popular de Corrientes, “Eclip-C”. Esto despertó las alarmas de la Policía provincial y también incrementó el temor en los vecinos.

Sucedió en febrero, a la salida de un boliche, en que el adolescente fue baleado en la cabeza. En esa misma pelea, al menos otros seis jóvenes recibieron heridas de bala y de armas cortantes.

Consultados por medios locales, los vecinos de la zona aseguraron que el fenómeno de los seguidores de Yiyo estaba “marcado por el patoterismo, el alcohol, las drogas, las armas de fuego y las armas blancas”.

Por su parte, otros jóvenes seguidores negaron ser violentos y dijeron que las grescas se ocasionaban sólo si se cruzaban con otras bandas cumbieras.

Prohibiciones

El municipio capitalino debió prohibir, en distintas ocasiones, los shows de cumbia en domicilios por quejas de los vecinos y para evitar las peleas callejeras.

El entonces Intendente de la capital, Fabián Rios (2014 a 2017), había reclamado que dialogaron con la banda cumbiera pero no llegaron a un acuerdo. Y señaló que “la Municipalidad no puede pararlos porque no tiene apoyo policial”.

En esa línea, Rios había avanzado en la posibilidad de prohibir las masivas caravanas, a raíz de los disturbios que estas generaban, sin mucho éxito.

Las fuerzas policiales intervienen en la actuación de Yiyo, en plena cuarentena.

Actuaciones en cuarentena

Vale comentar que, el año pasado, “Yiyo” fue imputado por una actuación durante la fase 3 del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) y citado por la Justicia local.

El evento privado se había llevado a cabo en el barrio capitalino Santa Catalina y en él participaron cerca de 500 personas. 

Por su parte, el abogado defensor, Gustavo Briend, aseguró que el artista estaba siendo “imputado erróneamente”, porque fue contratado para tocar en un evento habilitado, y que no era su responsabilidad la cantidad de asistentes. “Ahora piensa dos veces antes de ir a cantar”, dijo entonces.

ADEMÁS EN NEA HOY:

Cumbia 420: el fenómeno L-Gante pasó por el NEA y deslumbró a miles de fanáticos

Es DJ, comenzó a producir sus propios temas y busca transformarse en referente de la música electrónica en Corrientes

Día del Estudiante: así se celebra en el interior de Corrientes

últimas noticias

-Publicidad-

-Publicidad-

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -