26.1 C
Corrientes
25.1 C
Formosa
27 C
Posadas
25.2 C
Resistencia
25.7 C
Asunción
Miércoles 07 de diciembre de 2022

Mauricio Macri y su plan de privatización de Aerolíneas Argentinas: ¿qué se perdería sin una aerolínea de bandera?

Mauricio Macri volvió a plantear la necesidad de privatizar Aerolíneas Argentinas. La medida, sin embargo, podría repercutir negativamente en el desarrollo del país.

-Publicidad-

- Publicidad -

Con la salida de su libro “Para Qué”, el ex presidente Mauricio Macri adquirió presencia en los medios, y en sus intervenciones y apariciones mediáticas, volvió a insistir, entre otras cosas, en la necesidad de un plan de privatización de Aerolíneas Argentinas si Cambiemos volviera al frente del gobierno nacional.

En la antesala de un año electoral, sus dichos vuelven a poner en agenda la discusión sobre un modelo de privatización de servicios estratégicas para reducir el déficit del estado frente a un modelo de desarrollo federal que se sostiene a través de la gestión de estos servicios

Aerolíneas Argentinas y el déficit presupuestario

Una de las razones que argumenta Mauricio Macri para la privatización de Aerolíneas Argentinas, es que se trata de una empresa deficitaria que al Estado argentino, significando para el país una pérdida anual por encima de los 600 mil dólares en los últimos dos años.

Hay que decir, sin embargo, que el incremento de éstas pérdidas se produjeron durante los dos años de la pandemia, cuando todas las aerolíneas estaban paradas y el estado debió aportar lo que de otra forma se hubiesen cubierto con la venta de los pasajes.

Si bien es cierto que el Estado utiliza fondos públicos para financiar a Aerolíneas Argentinas, los aportes en los últimos años venían a la baja, y de continuar ésta tendencia se podría solucionar el problema del déficit sin la necesidad de perder la aerolínea de bandera.

Pero lo principal del argumento de Mauricio Macri en sus discursos e intervenciones mediáticas se basa en suponer que, de privatizarse, AA mágicamente dejaría de ser deficitaria porque, en su afán de lucro, la empresa que se haga cargo de sus activos se aseguraría que la misma fuese eficiente y competitiva.

Lo cierto es que la empresa aérea ya fue privatizada en 1990, y los resultados distan mucho de lo que supone el expresidente. Cuando el Estado argentino volvió a comprar AA en el 2008, la empresa registraba un patrimonio negativo de 2500 millones de pesos y un pasivo de 890 millones de dólares.

Los resultados de la privatización fue un escándalo a nivel internacional. Las empresas responsables, primero Iberia y luego Gerardo Díaz Ferrán y Antonio Mata, del Grupo Marsans, incurrieron en un vaciamiento de los activos de la empresa, enriqueciéndose a costa de las inversiones que tiempo atrás había hecho el Estado argentino.

Esto además requirió que el Estado invirtiera aún más en mecanismos de controles de calidad para resguardar la seguridad de los argentinos que necesitaran viajar en avión, por lo que, al fin de cuentas, la privatización tampoco implicó un ahorro significativo para el país. 

Entonces, lejos de significar un ahorro para el Estado argentino y una mejora de la calidad y eficiencia de los servicios de Aerolíneas Argentinas, las propuestas de privatización pueden significar un nuevo intento de desguace de la empresa para enriquecerse a costa de las inversiones que Argentina realizó para la mejora de su aerolínea de bandera.

¿Por qué es necesaria una aerolínea de bandera?

El desarrollo de la aeronavegación es una actividad vital para la economía de un Estado. Es por eso que muchos países tienen aerolíneas de bandera como Aerolíneas Argentinas. Con ellas, un país puede diseñar sus rutas con el objetivo de favorecer el turismo, el comercio y los intercambios de forma más federal y equitativa a lo largo de su territorio, independientemente de que ésto pueda generar ingresos o no.

Si la organización de las rutas aéreas dependiera pura y exclusivamente del sector privado, solo existirían aquellas que puedan ser rentables, y en un país tan centralizado como Argentina, esto significaría que muchas provincias se quedarían sin conexión o se conectarían solo con Buenos Aires.

Para dar algunos ejemplos, si Argentina no contará con una aerolínea de bandera, provincias como Formosa, San Luis o San Juan podrían quedar sin conexión, ya que hoy en día ni Flybondi ni Jetsmart ven suficientemente rentables estas rutas. Esto haría que todos los viajes de negocios necesarios para el desarrollo de éstas provincias demoren más que en el resto del país, generando condiciones desiguales para su desarrollo.

Tampoco existirían muchas de las conexiones federales, como las de Iguazú hasta Salta o Córdoba. De privatizar Aerolíneas Argentinas, las personas que hoy utilizan esas conexiones tendrían que viajar primero hasta Buenos Aires y después hacia otra provincia, lo que encarecería el turismo nacional.

Entonces, si bien la aerolínea es deficitaria, su gestión significa un ahorro para muchos argentinos, representando a su vez en mayores oportunidades estratégicas para los puntos más postergados del país.

De acuerdo a un estudio de Oxford Economics realizado en el 2015, concluyó que “las operaciones de Aerolíneas contribuyeron en total a la economía argentina con US$ 1.700 millones y mantuvieron 41.100 puestos de trabajo”.

La consultora midió el impacto de la aerolínea en 2 etapas: “La contribución inmediata a la economía argentina y el impacto económico más amplio que genera a través del turismo que facilitan sus servicios”, y concluyó que por cada dólar de gasto operativo directo realizado por la empresa, se generaron cerca de US$ 3 de beneficio de valor agregado adicional”.

Las ventajas que tuvo el país durante la pandemia por poseer una aerolínea de bandera. Gracias a esto, se pudo traer en avión las vacunas contra el Coronavirus así como repatriar a los argentinos que habían quedado varados en el exterior. De no haber existido Aerolíneas Argentinas, las repatriaciones y el transporte de las vacunas habrían requerido mucho más tiempo en negociaciones y probablemente habrían sido más caro para el estado argentino.

 

ADEMÁS EN NEA HOY:

Plan de estabilización: Sergio Massa anunció congelamiento de precios por cuatro meses

La verdad sobre el “curro” de los juicios laborales ¿Es necesaria una reforma laboral?

La Cámara de Diputados aprobó y giró al Senado el proyecto de Presupuesto 2023

últimas noticias

-Publicidad-

-Publicidad-

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -