30.1 C
Corrientes
30 C
Formosa
26.7 C
Posadas
27.7 C
Resistencia
28.7 C
Asunción
Jueves 08 de diciembre de 2022

Acoso en la UNAM: qué demandan las estudiantes y las respuestas que dio la institución

Una estudiante publicó un video en donde se muestra como un compañero la acosa en el colectivo. El hecho movilizó a otras estudiantes a visibilizar la problemática del acoso y violencia de género que viven dentro de la institución.

-Publicidad-

- Publicidad -

Hace unos días una alumna de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Misiones (UNAM) publicó un video en su cuenta de Twitter con el mensaje “Esto me pasó en la línea 64, cuando bajamos me seguía y me hablaba, por suerte los chicxs que salen en el video se dieron cuenta de la situación y me acompañaron, sino no se que hubiese pasado.. cuídense, no anden solas”. En el video muestra que un compañero la acosa en el colectivo. 

El material no tardó en viralizarse, recibiendo comentarios de acompañamiento y el apoyo de sus compañeras que repudiaron la situación que tuvo que pasar la estudiante. Varias alumnas, además, comentaron haber sufrido situaciones similares de acoso por parte de sus compañeros de facultad.

El hecho, además, movilizó a un grupo de estudiantes a autoconvocarse para realizar actividades de concientización y recepción de denuncias de otras compañeras. Además, crearon una cuenta de Instagram para «exponer» acosadores y recibir las denuncias, y realizaron una pega de afiches frente a la puerta de la facultad donde se pueden leer diálogos de Whatsapp entre los presuntos acosadores y las alumnas, y también conversaciones en las cuales las compañeras se confiesan entre sí sus experiencias.

Referentes de este grupo autoconvocado hablaron con distintos medios locales y nacionales, explicando que se trata de una situación que muchas viven todos los días a la hora de estudiar, teniendo que encontrarse en las aulas o los pasillos con estudiantes que las acosan en las calles o en las redes.

La Universidad Nacional de Misiones cuenta con una oficina de Protección de Derechos y Abordaje de las Violencias.

La Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales lanzó un comunicado en repudio a todo tipo de violencia entre integrantes de la institución y manifestó que “se están instrumentando las acciones institucionales correspondientes dando curso al proceso de investigación a través del área de protocolo de la UNaM para la atención de las afectadas”.

El Centro de de Estudios y Promoción de la Equidad de género Flora Tristán, que funciona dentro de la facultad, también manifestó su repudio a través de un comunicado expresando la necesidad de ”fortalecer y avanzar en las acciones que permita a la comunidad universitaria apropiarse de los dispositivos existentes para el abordaje de estos temas y mejorarlos si los mismos resultan insuficientes”.

Estas situaciones no son casuales, las universidades también son instituciones patriarcales donde se reproducen prácticas y acciones de discriminación y diferentes violencias”, manifestaron en el comunicado donde expresan que “todos somos responsables de construir un espacio libre de violencia”.

Las estudiantes explicaron en los medios que, al visibilizarse las denuncias, los chicos involucrados no volvieron a aparecer en las aulas, pero que esto es lo que suele suceder en estos casos y que, después de un par de semanas, volverían a encontrarse con ellos en los pasillos y la situación de acoso muy probablemente se vuelva a repetir.

Las denuncias de las estudiantes reflejan una demanda a la institución de encontrar otras formas de abordar la problemática. 

El abordaje en la Universidad

La Universidad Nacional de Misiones cuenta con un protocolo de Intervención Institucional ante denuncias de violencias de género y acoso sexual para aplicarse desde a través de la Dirección de Asuntos Jurídicos en casos como los denunciados. Inclusive, se desarrolló en principio desde la propia FHyCS para aplicarse posteriormente a toda la universidad.

Además de ésto, existe una mesa interfacultad en la que distintos referentes trabajan en la difusión y abordaje de éstas problemáticas dentro del ámbito institucional y la propia Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales cuenta con una Oficina de Protección de Derechos y abordaje de las Violencias dedicada a acompañar desde otro tipo de abordaje además de jurídico a las personas que sufren distintos tipos de violencia, tanto dentro como fuera de la institución.

La psicóloga Sybil Mc Lean, que trabaja en ésta oficina de acompañamiento de víctimas, explicó en diálogo con NEA HOY que existe un prejuicio de pensar que dentro de la universidad, por ser un ámbito académico, no existe la violencia

Muy por el contrario, “en la universidad, como en cualquier ámbito humano, si existe la violencia y tiene otros atravesamientos como por ejemplo las cuestiones jerárquicas, los lugares de poder, las cuestiones vinculadas a la etnia, a la clase social, a los modelos de belleza”, pero que a diferencia de otros ámbitos, el universitario es un espacio en donde existe la posibilidad de debatir y pensar distintas maneras de abordar éste tipo de problemática. 

 

Es por ello que recientemente las casas de estudio de todo el país comenzaron a discutir y desarrollar distintos mecanismos de asistencia y acompañamiento a las víctimas. La primera de ellas fue la Universidad del Comahue en el 2014, hace solamente ocho años. La FHyCS, y posteriormente la UNaM, presentaron su protocolo en el 2018.

Lo que termina sucediendo con éstos espacios, y que nosotros como universidad tenemos que replantear, es que termina siendo una problemática relegada a las personas que se están ocupando, a los referentes que integran ésta mesa interfacultades de género, y ésto no debería ser así”, explica Sybil, “esa persona puede estar pensando y generando estratégias, cómo difundir, qué actividades hacer, pero es una responsabilidad de toda la comunidad universitaria”.

Lejos de expresar las fallas de los mecanismos vigentes para el abordaje de la violencia de género, lo que las denuncias más recientes reflejan es la necesidad de que haya una mayor participación de parte de la comunidad académica en general en la capacitación, concientización y discusión de la problemática

Es como que estamos centralizando y no es la idea. La idea es de transversalizar, y eso implica involucrar y hacer responsables de la temática a todos los actores institucionales de todos los claustros, y en eso todavía creo que tenemos que seguir avanzando”, concluye Sybil.

 

ADEMÁS EN NEA HOY:

Desde la UNAM advierten por la posible escasez de plazas para el albergue universitario

El teatro Sala Tempo se muda después de casi medio siglo: ¿cómo impactará el cierre a la oferta cultural posadeña?

Fue despedido de un colegio religioso por casarse con su pareja y deberán indemnizarlo por un millón de pesos

 

últimas noticias

-Publicidad-

-Publicidad-

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -