40 C
Corrientes
41.1 C
Formosa
40.6 C
Posadas
38.5 C
Resistencia
36.7 C
Asunción
Miércoles 08 de febrero de 2023

Después del intento de golpe: la investigación y las medidas de Lula para unir a Brasil

El intento de golpe ocurrido en Brasil el pasado 8 de enero conmocionó tanto al país como al resto del continente. Mientras avanzan las investigaciones para juzgar las responsabilidades de funcionarios bolsonaristas, algunos analistas coinciden que el hecho podría ser la oportunidad de Lula para atraer a los bolsonaristas moderados

-Publicidad-

- Publicidad -

Habiendo pasado 9 días desde que un grupo de bolsonaristas tomaran por asalto los edificios de los tres poderes de Brasil en un hecho calificado como un intento de golpe con el objetivo de deslegitimar las elecciones presidenciales que dieron la presidencia a Lula da Silva.

El hecho que conmocionó a Brasil y al resto del continente abrió una serie de investigaciones, tanto a miembros del ejército como a funcionarios bolsonaristas. Mientras tanto, el gobierno de Lula establece medidas para volver a unir a Brasil después de un intento de golpe que buscó poner en duda la gobernabilidad.

 

Las investigaciones

El operativo del 8 de enero terminó con más de 400 personas arrestadas por participar en los ataques a los edificios públicos. Lo más grave es que algunos funcionarios sospechan que hubo complicidad por parte del ejército, ya que de acuerdo a sus dichos citados en el Washington Post, los comandantes se negaron en un principio a apresar a los participantes del ataque y crearon un cerco humano que permitió a muchos escapar.

Estas afirmaciones adquieren importancia cuando el propio presidente de Brasil, Lula da Silva, afirmó que las cerraduras de los edificios no fueron forzadas, señal de que desde adentro alguien permitió la entrada de los manifestantes.

Muchas autoridades del ejército y funcionarios bolsonaristas están siendo investigados por esta supuesta colisión entre militares, policías y civiles que dio lugar al intento de golpe.

El juez del Tribunal Supremo Alexandre de Moraes de hecho autorizó una investigación al expresidente Jair Bolsonaro, considerando que el expresidente ha incitado al crimen realizando publicaciones en sus redes sociales que cuestionaban los resultados de las elecciones.

El mismo magistrado solicitó la detención del exministro de Justicia y Seguridad Nacional Anderson Torres, que fue parte del gobierno de Bolsonaro y que asumió como Secretario de Seguridad Pública de Brasilia el 2 de enero, para irse un día antes del ataque de vacaciones a Miami, donde también se encuentra Bolsonaro.

La situación del exministro se complicó cuando, además de su detención, se ordenó un registro de su domicilio, donde se encontró el borrador de un decreto presidencial donde se prevé la declaración del estado de excepción para llevar a cabo una “corrección del proceso electoral presidencial

Por lo pronto, Torres regresó de sus vacaciones para ponerse en manos de la justicia brasileña. Bolsonaro, por su parte, intenta desligarse de los sucesos repudiándolos a través de su cuenta de twitter.

 

Creciendo desde el golpe

Tras las primeras impresiones que suscitaron la noticia del intento de golpe, varios analistas coinciden en que el hecho puede tener el beneficio de fortalecer el nuevo gobierno de Lula, que asumió superando con menos de dos puntos de diferencia a Bolsonaro. El escándalo y los destrozos a los edificios públicos generó el rechazo de los bolsonaristas más moderados, y esto allanó el terreno para que Lula haga lo que mejor sabe hacer, que es unir a Brasil.

Es por eso que, en vez de fogonear una rápida captura de Bolsonaro que pueda colocarlo en el lugar de víctima y acreditar las acusaciones de los bolsonaristas, después de la intervención de Brasilia, el presidente instó la realización de una investigación acabada sobre varios funcionarios y personal del ejército.

Mientras tanto, el gobierno de Lula reconoció que era necesario enviar una señal tranquilizadora a los mercados. Después de todo, un intento de golpe pone en crisis la gobernabilidad de una de las mayores economías emergentes del mundo.

Es por ello que, mientras dentro de lo social el nuevo gobierno se encuentra revocando iniciativas conservadoras de Bolsonaro, al mismo tiempo el Ministro de Economía Fernando Haddad anunció un programa de recortes para bajar el déficit primario, mientras que el el vicepresidente Geraldo Alckmin adelantó que no se revocarán la reforma laboral y jubilatorias de Bolsonaro y que, de hecho, trabajan en una reforma fiscal.

Por último, el presidente Lula da Silva optó por destituir a la dirección de todos los medios públicos, cuya cúpula pertenecía al gobierno anterior. Esta medida fue motivada por el tratamiento que tuvo desde estos medios la cobertura de lo ocurrido el 8 de enero, titulando como simples manifestantes a los bolsonaristas que tomaron por asalto los edificios de los tres poderes del Estado brasileño.

Lula nombró a la periodista Kariane Costa como presidenta de la Empresa Brasileña de Comunicación (EBC), entidad responsable de la emisora pública TV Brasil, que transmite los eventos oficiales del gobierno federal, la red de radios públicas Radio Nacional y la agencia de noticias gubernamental Agencia Brasil.

 

ADEMÁS EN NEA HOY:

Intento de golpe en Brasil: desmontaron el campamento de bolsonaristas

Volvió Lula a Brasil: ¿qué oportunidades trae su nuevo mandato para el continente?

Lula pisará suelo argentino la próxima semana

últimas noticias

-Publicidad-

-Publicidad-

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -