19.8 C
Corrientes
18 C
Formosa
20 C
Posadas
21.2 C
Resistencia
20 C
Asunción
Domingo 18 de abril de 2021

Centro de Conservación Aguará: un trabajo incansable por reintroducir animales silvestres a su hábitat natural

La guardaparque Catalina Mancedo dialogó con NEA HOY y comentó el trabajo que realizan para rescatar, rehabilitar y liberar especies silvestres en Corrientes.

-Publicidad-

- Publicidad -

Desde agosto del 2013 en la provincia de Corrientes funciona el Centro de Conservación Aguará, que depende del Ministerio de Turismo y fue creado mediante la Ley provincial N° 5887, sancionada en 2009.

La norma determinó la relocalización de los animales que se encontraban en el zoológico de la Costanera correntina y terminó definitivamente con la concepción de animales silvestres en exposición, como única finalidad.

El Centro de Conservación Aguará cuenta actualmente con un plantel estable de 120 animales de 30 especies distintas.

El Centro de Conservación Aguará aloja a animales de más de 30 especies.

Dos objetivos: la concientización social y el cuidado de los animales silvestres

La guardaparque Catalina Mancedo se desempeña como coordinadora del área de turismo y ambiente en el Centro de Conservación Aguará. Ella se encarga de promover la educación ambiental mediante su trabajo en las redes sociales.

“Me encargo de contar las historias de los animales que ingresan y egresan del centro; las historias de rescate que se dan en las distintas ciudades. En cada publicación dejamos siempre un mensaje sobre la importancia del cuidado de nuestra fauna y resaltamos que los animales silvestres no son mascotas, expresó en diálogo con NEA HOY.

La guardaparque explicó que brindan todo tipo de información sobre las especies animales con las que trabajan dentro del Centro de Conservación Aguará, ya que sus puertas aún no están abiertas al público.

“Cuando podamos abrir las puertas de Aguará queremos que realmente la visita sea enriquecedora en lo que es la educación ambiental y les quede claro que los animales no son exhibidos para entretenimiento. Queremos demostrar que estos animales están en cautiverio por unas décadas erróneas que tuvimos en que se pensaran que tener un mono enjaulado, ir a verlo y darle alimento que no son propias de sus especies, estaba bien”, manifestó Catalina Mancedo.

El trabajo con los animales silvestres

Mancedo explicó que en el Centro de Conservación Aguará funcionan distintas áreas. Entre ellas se encuentran la de veterinaria, biología y bienestar animal, el área de cría y alimentación de animales huérfanos, el personal de mantenimiento, donde se encuentran los cocineros, y el área de turismo y ambiente.

El área de veterinaria se encarga de realizar las primeras atenciones de los animales que ingresan lastimados o necesitan rehabilitación, antes de ser liberados al Centro de Conservación Aguará.

También realizan los chequeos sanitarios anuales del plantel estable de animales y planifican la alimentación para todos los animales que ingresan (para rehabilitación y el plantel estable).

Liberación del lobito de río en el Parque Iberá.

En cuanto al área de bienestar animal, integrada por estudiantes de biología, Mancedo señaló que se encarga no solo del estado físico de los animales sino también de su estado psicológico, y agregó que pocos lugares del mundo cuentan con estos espacios.

Algunas de las acciones de esta área están enfocadas en actividades de enriquecimiento ambiental y buscan despertar los sentidos de los animales en cautiverio. A su vez, se encargan de acondicionar los recintos, los cuales son cambiantes para lograr que los animales se puedan movilizar y ejercitar constantemente.

“En el caso de los monos carayá se les agrega ramas para que estos se puedan movilizarse como lo hacen en sus hábitat. A su vez, se les da tres veces al día alimentos típicos del monte correntino, hojas o brotes verdes que los miembros de Aguará recolectan”, comentó la guardaparque.

Sobre el área de turismo y ambiente, en la que está a cargo, Catalina Mancedo mencionó que se encuentran ultimando detalles para abrir las puertas de Aguará al público y buscan posicionar el Centro de Conservación dentro de los atractivos ecoturísticos de la provincia de Corrientes.

Por otro lado, desde el ámbito de las redes sociales, la misma área se encarga de comunicar y difundir sus actividades cotidianas; el rescate, la rehabilitación de los animales para volver a sus ambientes naturales y la liberación.

Concientización y cuidado de la fauna

Un eje fundamental del trabajo que realiza el Centro de Conservación Aguará es la concientización social sobre la importancia de los animales silvestres y el cuidado de la fauna autóctona.

Respecto a esto, Catalina Mancedo destacó: “queremos destacar que cada animal tiene un rol importantísimo en nuestros ambientes naturales y son parte de nuestra identidad como correntinos. Tenemos que cuidar la fauna silvestre para conservarla y para que las futuras generaciones la puedan seguir disfrutando”.

Cada año, el equipo de veterinaria de Aguará se encarga de realizar chequeos físicos a los animales alojados en el Centro.

Además, mencionó que en Aguará alojan a la “reina del Iberá”, Tohuna, el primer ejemplar de yaguareté donado a la Fundación Rewilding Argentina. El animal se encuentra alojado en uno de los recintos diseñados específicamente para ella, señaló.

Por otra parte, la guardaparque comentó a NEA HOY sobre el aumento de avisos hechos al equipo de rescate: “hoy en día el correntino sabe a quién acudir cuando tiene una situación con un animal silvestre. Desde Aguará trabajamos en conjunto con la Policía de Corrientes y la Guardia Urbana para acudir al rescate de las especies”.

También mencionó que acuden a los mensajes de WhatsApp para analizar las situaciones de los animales que se puedan ver en las zonas urbanas por la destrucción de su hábitat.

Catalina Mancedo, guardaparque del Centro de Conservación Aguará.

Por último, Catalina Mancedo manifestó: “Me siento muy contenta de poder ser parte de este cambio, del despertar de que tenemos que cuidar nuestra fauna, debemos cuidar el patrimonio natural correntino. Y agregó: “Debemos sentirnos orgullosos de tener un Centro de Conservación en la provincia”.

“Desde el Centro de Conservación Aguará buscamos rehabilitar y liberar animales, en especial a aquellos que vivieron en cautiverio, para que puedan tener una segunda oportunidad de vida en libertad”, finalizó la guardaparque.

El Centro de Conservación se encuentra ubicado sobre la Ruta Provincial 98, km 3,4 y el teléfono de contacto del equipo de rescate Aguará es 3795 048487.

ADEMÁS EN NEA HOY:

Laguna Oca, la Reserva de Biosfera de Formosa, es una de las opciones del verano

Turismo religioso: con estrictos protocolos, peregrinos y turistas pueden visitar la Basílica de Nuestra Señora de Itatí

últimas noticias

-Publicidad-

-Publicidad-

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -