30.1 C
Corrientes
30 C
Formosa
26.7 C
Posadas
27.7 C
Resistencia
28.7 C
Asunción
Jueves 08 de diciembre de 2022

La filosa relación de Hebe de Bonafini con los distintos gobiernos democráticos

A los 93 años, murió este domingo Hebe de Bonafini, la Presidenta y cofundadora de la Asociación Madres de Plaza de Mayo y protagonista de las primeras marchas por la aparición con vida de los 30 mil detenidos desaparecidos secuestrados durante la dictadura cívico militar que se extendió entre 1976 y 1983, una lucha que mantuvo hasta el final

-Publicidad-

- Publicidad -

A los 93 años, murió este domingo Hebe de Bonafini, la Presidenta y cofundadora de la Asociación Madres de Plaza de Mayo y protagonista de las primeras marchas por la aparición con vida de los 30 mil detenidos desaparecidos secuestrados durante la dictadura cívico militar que se extendió entre 1976 y 1983, una lucha que mantuvo hasta el final.

Su causa comienza al principio de 1977, cuando su hijo mayor Omar fue secuestrado y desaparecido en La Plata, y en diciembre de ese mismo año corrió la misma suerte su otro hijo, Raúl.  Además, al año siguiente desapareció su nuera, María Elena Bugnone Cepeda, esposa de Jorge.

Hebe María Pastor de Bonafini comenzó su tarea como Presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo en 1979, luego del secuestro y desaparición de la primera titular Azucena Villaflor, entidad en la que se destacó por la lucha por los derechos humanos, contra la impunidad de los culpables de crímenes de lesa humanidad, junto a la reivindicación de la militancia revolucionaria de los detenidos desaparecidos y asesinados.

Marcha de la Resistencia durante la ultima dictadura militar de la Argentina.

 «A mí me gustan los políticos que se embarran, me gustan los Néstor, las Cristinas, me gustan mucho los pibes que trabajan en los barrios a los que ni se conocen y dan su vida los fines de semana«, «Estoy contenta porque ganamos, pero el 32% del país sigue estando. Ese 32% es una raza muy hija de puta», “Acá en La Plata, como había muchas madres radicales, dejaron de marchar porque Alfonsín prometió muchas cosas que después no cumplió”, fueron algunas de las frases más trascendentales que dijo públicamente sobre lo que pensaba de la política 

La titular de la Fundación Abuelas de Plaza de Mayo nació en la ciudad de Ensenada el 4 de diciembre de 1928 y en 1942 se casó Humberto Bonafini, con quien tuvo tres hijos: Jorge Omar, Raúl Alfredo y María Alejandra.

En diferentes oportunidades, Hebe mencionó que si la dictadura no le hubiera arrebatado a sus hijos, hubiese sido “una simple ama de casa”, pero la historia decidió que sea una referente política con una lucha por los derechos humanos.

Entre los Gobiernos con los que Bonafini se codeó, el único que supo conquistarla y que no recibió sus filosas críticas fue el matrimonio Kirchner. Un Gobierno que se dedicó a destacar la lucha por los derechos humanos. 

El discurso de Néstor Kirchner que consolidó la relación con las Madres

“Como presidente de la Nación Argentina vengo a pedir perdón del estado nacional por la vergüenza de haber callado durante 20 años de democracia”, dijo Néstor Kirchner en un discurso que dio al final de su primer año de mandato y donde las Madres acompañaron el tumbo definitorio que tomaría su gobierno y reivindicaron el apoyo que ellas expresaron al santacruceño desde sus primeras semanas de gestión.

“No es rencor ni odio los que nos guían, es justicia y lucha contra la impunidad, y a los que hicieron este hecho tenebroso y macabro de tantos actos de concentración como fue la ESMA, tiene un solo nombre: son asesinos repudiados por el pueblo argentino”, alzó la voz el expresidente frente a los militantes que ya se había ganado la confianza de Bonafini.

En 2006, Néstor Kirchner tomó la decisión de derogar las leyes del perdón dictadas por Raúl Alfonsín, así como también tomó la reanudación de los juicios a los represores de los años 70, impulsó la instalación del Museo de la Memoria en la ex ESMA, entre otras acciones que se ganaron el visto bueno de Bonafini: Ya no tenemos un enemigo en la Rosada”.

Esta relación inquebrantable con la Casa Rosada y las Madres y Abuelas continuó hasta 2015 cuando Cristina Kirchner dejó el mandato sucedido por Mauricio Macri, un auténtico blanco para Hebe de Bonafini. 

Resistencia: Hebe de Bonafini durante el macrismo

Se enfrentó al Gobierno de Macri desde el comienzo del mandato, y se retomaron las marchas de la Resistencia que se habían suspendido durante el mandato del matrimonio Kirchner.

En agosto de 2016 una multitud se congregó en las puertas de la Casa de las Madres cuando trascendió que la podrían detener para llevarla a la fuerza a declarar a los tribunales de Comodoro Py.

Durante el macrismo las Madres enfrentaron diferentes causas judiciales, como ser el expediente por la causa “Sueños Compartidos”, el programa de la construcción de viviendas sociales que se vio empañado por las denuncias de defraudación al fisco, denunciado el 25 de mayo de 2011 y a cargo del juez federal Marcelo Martínez de Giorgi y la fiscala del mismo fuero Paloma Ochoa. Esto llevo a romper su relación de años con Sergio Schoklender, uno de los acusados por la maniobra.

En la marcha de la resistencia de las Madres del jueves 26 de noviembre de 2015, una vez producido el triunfo electoral de Mauricio Macri, Hebe declaró: “Macri es nuestro enemigo”.

Hebe de Bonafini desde siempre planteó su rechazo hacia la figura del ex Presidente Mauricio Macri.

Bonafini no cesó en apuntar contra el Expresidente, y contra su familia, propiciando frases como:  «Yo lo único que le deseo a Macri es que la hija se le haga revolucionaria. Sería el peor castigo», o cuando en las PASO a la fórmula de Juntos por el Cambio encabezada por Mauricio Macri y Miguel Ángel Pichetto les dijo a los votantes de Juntos por el Cambio: Ese 32% del país es una raza muy hija de p…”.

Así como también, la titular de Madres de Plaza de Mayo disparó contra los seguidores del partido macrista, diciendo que son un cáncer permanente del país, que te quiere comer las entrañas» y los comparó con las personas que fueron cómplices de la dictadura militar.

Bonafini, también fue cuestionada en sumadas oportunidades, por sus dichos y sus relaciones con diferentes sectores. Una de ellas fue cuando le dio públicamente el visto bueno al ascenso a teniente general de César Milani, un militar cuestionado por los organismos de derechos humanos por su participación durante la dictadura, cuando era un joven oficial. Vale destacar que luego de ser enjuiciado, Milani fue absuelto. 

De la misma forma, y tras las críticas que propició a Jorge Bergoglio cuando el cardenal fue electo pontífice, en 2016 la fundadora de Madres de Plaza de Mayo mencionó: “Con Francisco nos equivocamos como nos equivocamos con Néstor”

Durante el Gobierno del Expresidente Carlos Menem, en 1991 la Presidenta de Abuelas, tildó a Menem de “basura”, en referencia a las decisiones que tomó el exmandatario con los represores de la última dictadura.

Por estos dichos, el ex presidente inició una querella por desacato, pero como esa figura se derogó, el nuevamente precandidato presidencial insistió en su demanda en base a un nuevo delito, el de injurias.  

«Menem estuvo en el contrabando de armas, hecho que las Madres denunciamos oportunamente con mucha seriedad. Menem dictó el perdón para los asesinos de nuestros hijos e hijas. Casi nada, ¿no?», fueron los dichos de Bonafini años después y cuestionó su mandato: «Se dedicó a la farándula mientras el país se moría de hambre y nos dejó a los jubilados en la lona».

Luego de la muerte de Menem, los dichos de la dirigente fueron contundentes: “No lamento su muerte ni deseo que descanse en paz»

Así también, la referente estuvo enfrentando la represión del Gobierno del radical Fernando de la Rúa contra los manifestantes donde hubo decenas de muertos en mayo en las jornadas del 19 y 20 de diciembre en la mayor crisis socioeconómica del país.

La fundadora de Madres de Plaza de Mayo siempre tuvo una postura desafiante, lo que generó amplios apoyos y rechazos.

Durante el Gobierno de Raúl Alfonsín, y ya establecida la democracia, las Madres, representadas por Bonafini se opusieron a dar testimonio ante la CONADEP, cuestionaron la política de derechos humanos del gobierno de Alfonsín y sus leyes de Punto Final y de Obediencia Debida, así como tampoco aceptaron ninguna reparación económica estipulada por la Ley 24.411, y rechazaron la instauración de la figura del “detenido desaparecido” que fijaba otra ley, la 24.231, reclamaron la aparición con vida de quienes sabían asesinados y renunciaron a recobrar sus cuerpos y darles sepultura.

Para el radicalismo, Hebe también tuvo frases lapidarias como que “los radicales siguen prometiendo cosas que no cumplen, hacen lo mismo, aunque veo pibes radicales que se ofenden y se levantan, que los veo que se van, yo igual voy a decir lo que tengo que decir«. 

ADEMÁS EN NEA HOY:

El Wakeboard crece en Chaco: ¿Cómo se juega y donde se practica?

El Gobierno del Chaco anunció medidas para terminar con el plus médico

La fiesta del pomelo marcó un record de participantes el fin de semana 

 

últimas noticias

-Publicidad-

-Publicidad-

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -