30.1 C
Corrientes
30 C
Formosa
26.7 C
Posadas
27.7 C
Resistencia
28.7 C
Asunción
Jueves 08 de diciembre de 2022

Violencia en Ecuador: la crisis carcelaria genera un estado de excepción en distintas partes del país

Estos últimos meses se vivieron varios atentados que alteraron el orden público en Guayaquil, Esmeralda y Santo Domingo. Se cree que los atentados son represalias por los operativos que intentan controlar a la población carcelaria

-Publicidad-

- Publicidad -

Durante los últimos años Ecuador viene sufriendo una crisis carcelaria que sirve de caldo de cultivo para el crimen organizado. La superpoblación en las cárceles principales del país hacen imposible cualquier tipo de control de lo que pasa adentro, por lo que termina sirven como centros de reclutamiento del crimen organizado. 

El presidente de Ecuador Guillermo Lasso decretó en noviembre un nuevo estado de excepción y toque de queda en Guayaquil, Santo Domingo y Esmeralda. La medida es producto de una nueva escalada de violencia a partir de los operativos que intentan controlar esta situación.

Los nuevos reos, terminan uniéndose a grupos y bandas dentro para tener protección y privilegios dentro de las cárceles. Estos grupos funcionan como unidades básicas de las mafias que manejan el narcotráfico, para quienes los reos pasan a trabajar una vez que salen de las cárceles

Esto llevó a un crecimiento de éstos grupos delictivos, ya que a través de las cárceles podían reclutar soldados que, habiendo entrado a la penitenciaría por delitos menores, salían de ellas listas para trabajar para la mafia que los había protegido adentro. Con éste método, las mafias adquirieron la estructura necesaria para convertir a Ecuador en el principal país de tránsito de drogas a importante centro de distribución hacia Europa y Estados Unidos.

Represalias

Este año el gobierno ecuatoriano realizó distintos operativos con el objetivo de controlar la situación en las cárceles. Los últimos se realizaron en la Penitenciaría del Litoral, en Guayaquil, donde se incautaron varias armas, municiones y explosivos. El plan, además, consistía en trasladar a otra institución a varios reos identificados como cabecillas de algunas bandas criminales que funcionaban dentro de las cárceles.

Esto generó el descontento de los grupos delictivos, desencadenando una serie de respuestas que alteraron el orden público en el país. Uno de ellos fue el hallazgo de dos cuerpos decapitados colgados de un puente peatonal de Esmeraldas, lo que recuerda el accionar de los carteles mexicanos.

Luego, se sucedieron cuatro ataques con coche bomba, tres en Guayaquil y uno en Esmeralda. Además, a principios de este mes se registraron otros ataques en ambas ciudades costeras, que tuvieron un saldo de dos policías muertos y otros dos agentes heridos.

El estado de excepción

El presidente Guillermo Lasso ya había decretado el 14 de agosto un estado de excepción en Guayaquil por 30 días. En aquel entonces también se había producido un atentado con explosivos que había dejado al menos cinco muertos y 16 heridos.

Esta vez, Lasso decretó estado de excepción con toque de queda en Guayaquil y Esmeralda, agregando también al distrito de Santo Domingo de los Tsáchilas días después. Los toques de queda duran desde las 21 horas hasta las 5 de la mañana, aunque recientemente Lasso redujo esta medida a 6 horas para que los bares y restaurantes puedan permanecer abiertos hasta las 23:00 durante la temporada de verano.

El toque de queda y Estado de Excepción más amplios se produjeron en abril de éste año, cuando afectó a las tres provincias costeras de Guayas, Manabí y Esmeralda durante 60 días. En aquel momento, la operación desplegó 4000 policías y 5000 efectivos de las fuerzas armadas para contrarrestar la escalada de violencia que, para ese entonces, ya había dejado un saldo de 1300 muertos.

Este año, ya se cuenta que la tasa de homicidios en ecuador ya se elevan a 18 cada 100.000 habitantes, cuando en años anteriores se encontraba por los 14. La escalada de violencia en el país lleva a declarar estado de excepción tres veces en un mismo año

La semana pasada, seis grupos dentro de las cárceles llamaron a la unidad y al cese de la violencia a través de un comunicado dirigido al gobierno. “Los lobos, los Tiguerones, MF18 Tiburones, Los Duendes, Los Latin King, Los Lagartos nos unimos en una sola causa, que es retomar la paz y tranquilidad en todo el territorio ecuatoriano y en los centros de privación de libertad del país”, afirman.

En los comunicados, los grupos además se desligan de cualquier responsabilidad sobre los hechos ocurridos en los últimos meses. “Señor Presidente nosotros no estamos en guerra con el Estado ni somos beneficiarios de extorsiones y secuestros, de atentados que ocurrieron en los últimos días por organizaciones contrarias”, afirman éstas organizaciones a través de un video. Las bandas que no participan de éstos comunicados son Los Choneros y las bandas aliadas a esta como ChoneKillers, Las Águilas, Los Fatales.

ADEMÁS EN NEA HOY:

Uruguay: ¿por qué las jubilaciones podrían caer hasta 38 por ciento?

Nuevo proceso de Paz en Colombia: ¿qué busca la Ley de Paz Total que aprobó el gobierno de Gustavo Petro?

Crisis en Haití: la ONU evalúa iniciar una nueva misión humanitaria

últimas noticias

-Publicidad-

-Publicidad-

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -