39.6 C
Corrientes
38 C
Formosa
40 C
Posadas
40 C
Resistencia
36.7 C
Asunción
Miércoles 08 de febrero de 2023

Andresito Guacurarí: la historia del prócer misionero que sigue despertando polémica en el NEA

El 30 de noviembre se celebra en Misiones el día del natalicio de Andresito Guacurarí. En los últimos tiempos, la figura del prócer misionero fue retomado por el proyecto de revisionismo histórico para considerarlo un héroe nacional, sin embargo, no en toda la región es visto de la misma manera.

-Publicidad-

- Publicidad -

El 30 de noviembre es un día muy importante para la historia de Misiones ya que hoy se cumple un nuevo aniversario del nacimiento de Andresito Guacurarí. El rescate histórico del prócer misionero se remonta a los días de la provincialización y tuvo un nuevo capítulo cuando el revisionismo histórico lo realzó como héroe nacional.

Sin embargo, la historia alrededor de Andresito Guacurarí siempre estuvo envuelta en polémicas que enfrentaron particularmente a historiadores de Corrientes con los de Misiones. Daniel Oscar Cantero, historiador de la provincia de Misiones, comentó en una entrevista con NEA HOY los contextos que llevaron a la construcción de Guacurarí como prócer y las razones de la polémica.

NEA HOY: ¿Cómo fue la construcción de Andresito Guacurarí como prócer misionero?

Daniel Cantero: Existen distintos abordajes de la figura de Andresito Guacurarí, que se empieza a recuprar ya en el siglo XIX. Hay autores como Martín de Moussy que tuvieron oportunidad de conocer a testimoniantes que lo conocieron en vida y hacen referencia a él en textos muy antiguos.

Después en Uruguay ya en el siglo XX hay reseñas históricas que recuperan la figura de José Artigas, y junto a él sus tenientes, y entre ellos Andresito, como una figura significativa dentro del apoyo que tenía el proyecto artiguista de los indígenas.

Después en Misiones Raymundo Fernández Ramos es uno de los primeros que lo menciona en sus reseñas. Ahora, lo interesante que pasa en Misiones es que se da un proceso muy interesante que es el que estudió Héctor Jaquet, que es el de la provincialización.

 

Es una época en que Misiones todavía es todavía territorio nacional, y hay un movimiento que en ésa época tiene mucha vitalidad que busca que Misiones alcance la condición de provincia. En ese sentido la Junta de Estudios Históricos de Misiones, y particularmente su presidente Aníbal Cambas, lo que hacen es buscar una justificación histórica para que Misiones alcance la condición de Provincia y elaboran esta idea de que en el caso de Misiones no sería alcanzar sino recuperar la condición de provincia que ya habían tenido en el pasado colonial.

Y en ese proceso de buscar un pasado histórico que le dé una profundidad mayor a la identidad misionera, aparece ésta necesidad de que haya un prócer y allí con mucha fuerza la figura de Andresito Guacurarí y todo esto que hoy se recupera desde el discurso de la misioneridad.

Entonces no es que la figura de Andresito no fuese conocida, pero se le da una carga simbólica diferente en la Provincialización y ahí aparece ésta idea de considerarlo como prócer con toda la implicancia identitaria que esto tiene.

 

NEA HOY: Este último tiempo la figura de Andresito además ha sido retomada junto a las de otros próceres provinciales como Miguel Guemes o Juana Azurduy, como parte de un proyecto de revisión histórica del país, dándoles la categoría de héroes de la patria como a figuras como San Martín o Belgrano.  

Daniel Cantero: Efectivamente, hubo como una agenda y una idea de situar a Andresito Guacurarí como héroe nacional. Eso también lo hicieron con mayor o menor éxito en varias provincias. Por ahí el ejemplo más notorio es el de la provincia de Salta, porque la figura de Güemes ya está instalada en la iconografía nacional y hasta tiene un feriado.

Lo que pasa es que excepto esos casos, los referentes y próceres de muchas provincias no están tan instalados en el imaginario colectivo del resto de los argentinos. Pero ya a mediados del siglo XX hay como una idea de ubicar a Misiones dentro de la historia argentina, y en ese contexto la figura de Andresito como alguien significativo para el pasado de Argentina.

De ahí la fuerza que se le pone a la figura de Andresito como defensor de la frontera, si bien esto significa incurrir en un anacronismo, porque si bien es cierto que Andresito Guacurarí defendió el territorio misionero de varias invasiones, lo hizo siendo parte del proyecto artiguista, defendiéndola como parte de la Liga Federal de los Pueblos Libres, y no como parte de las Provincias Unidas del Río de la Plata.

 

Lo que pasa es que el choque entre una historia liberal y una historia revisionista es en realidad una puja, una batalla simbólica entre dos interpretaciones del pasado muy mitificadas. Porque la historia liberal de Mitre hizo exactamente lo que hizo la Junta de Estudios Históricos de Misiones, es decir, buscar el origen de la nación argentina en 1810 y buscar próceres.

Mitre en persona fue quien escribió la historia de San Martín o Belgrano y los situó en ése lugar de próceres que generaron la nacionalidad argentina. Eso también hace el revisionismo pero con una carga de sentido diferente, pero en realidad hay mucha más preocupación por la construcción de una identidad que por el rigor histórico, entonces se incurre muchas veces en anacronismos.

La idea de que en 1810 comienza la Argentina ya está muy cuestionada, hoy sabemos que en realidad la Argentina surgió a muy largo plazo y recién en las décadas del 50 o 60 podemos hablar de una “Nación Argentina”.

Pero son mitos, mitos identitarios que recalan fuertemente porque el estado justamente lo que hace es difundir esos contenidos a través de los actos escolares, los contenidos en las escuelas. Esto es lo mismo que está pasando ahora con la figura de Andresito Guacurarí, porque de los dos lados pasa eso, hay más preocupación por la cuestión simbólica que por la rigurosidad histórica.

NEA HOY: El rescate de la figura de Andresito ha generado polémica en Corrientes, donde la figura no cuenta con una imágen muy positiva y hasta algunos referentes expresaron su rechazo cuando se levantó un monumento al prócer. ¿Por qué se dio esta polémica?  

Daniel Cantero: Lo que pasa es que cada provincia construye su identidad, y normalmente las provincias surgieron a partir del enfrentamiento con las provincias vecinas, entonces esas rivalidades son muy fuertes y se ven dentro de la construcción simbólica de las historias oficiales de cada lugar.

En nuestro caso Misiones durante mucho tiempo dependió de Corrientes, y al mismo tiempo, durante el artiguismo, Andresito Guacurarí ocupó militarmente la provincia de Corrientes. Entonces, esa historiografía correntina ve a Andresito con un color muy diferente al que lo vemos acá en Misiones.

 

Es por eso que la mirada tradicional y hegemónica que se tuvo en Corrientes tiene que ver con un Andresito salvaje, que invadió y humilló a la provincia. Eso influyó fuertemente a los primeros historiadores de la provincia y hasta hoy podríamos decir que sigue siendo la mirada oficial de Corrientes.

Y después entra a jugar la cuestión política, porque en la primer década del siglo XXI, cuando se empieza a plantear la idea de un monumento a Andresito Guacurarí en Corrientes, esas propuestas fueron sostenidas más que nada por sectores vinculados a la gestión nacional y al Kirchnerismo que entraron en contraposición con la mirada tradicional y liberal de la historiografía correntina.

Muchas veces la discusión en torno al pasado tiene que ver con disputas políticas del presente, y eso condiciona mucho la mirada que se tiene del pasado.

Son dos visiones contrapuestas, de ese carácter bipolar que muchas veces adquiere la sociedad argentina en la que la grieta aparece en distintos lugares, en la historia, en el fútbol, en la política. Pero siempre existe la convivencia conflictiva entre dos miradas opuestas.

Muchas veces la discusión en torno al pasado tiene que ver con disputas políticas del presente”, Daniel Oscar Cantero

NEA HOY: ¿Cómo fue que Andresito invadió Corrientes y por qué sigue siendo hasta hoy un episodio polémico en la historia de ambas provincias?

Daniel Cantero: Lo que pasa es que esa época del 1810 es sumamente conflictiva, es como una caja de pandora en la que se desatan múltiples conflictos. Hay una guerra de la independencia que busca la emancipación de España.

Al mismo tiempo hay una invasión luxo-brasileña que busca, no sé si incorporar las misiones a Brasil como tradicionalmente se piensa pero sí dejar sin base de apoyo, porque lo que en realidad estaban invadiendo era la banda oriental, que hoy es Uruguay. Pero el principal apoyo militar con que contaba Artigas eran los guaraníes, entonces las invasiones a Misiones responden a esa necesidad de debilitar al artiguismo.

Y al mismo tiempo surge una guerra civil en cuanto a qué forma iba a tomar el nuevo estado emancipado de los españoles, si iba a ser centralista, como lo planteaban desde Buenos Aires, o si iba a tomar la forma de una Confederación, como lo planteaba Artigas.

 

En ese contexto surge un choque muy fuerte dentro de la propia elite correntina, porque un sector, que en el momento tenía el gobierno de Corrientes, apoyaba a Artigas que les prometía autonomía, mientras que otro sector más vinculado al comercio se vería perjudicado por ciertas medidas económicas que proponía como la prohibición del tráfico de barcos desde Buenos Aires.

Por eso lo que hacen éstos comerciantes es deponer al Gobernador artiguista y poner en su lugar a un militar más afín al centralismo porteño. Es por esto que Andresito Guacurarí invade Corrientes para reponer al gobernador que había sufrido el golpe de los comerciantes.

Lo que pasa es que eso, desde la mirada de la elite correntina es una invasión humillante. Es que desde un principio Corrientes había construido muy fuertemente su identidad como frontera española en un contexto de amenaza indígena constante. Algo parecido al far west, como colonos en la inmensidad de la frontera defendiéndose de los indígenas.

Por eso es que desde esa mirada se ve a la invasión de Guacurarí como algo humillante, por más que en realidad la invasión haya sido bastante ordenada, es decir, no hubo saqueos, desmanes ni nada de eso. Lo que pasa es que los que ocupan Corrientes son justamente esos indígenas contra los que históricamente se enfrentaron los correntinos.

 

ADEMÁS EN NEA HOY:

Quiénes tendrán el día libre el 30 de noviembre en Misiones y por qué

Festival Nacional de la Música del Litoral: se habilitó la venta online de entradas

Estuvo por caer en el olvido pero la recuperaron y hoy es patrimonio inmaterial de la provincia: “Canto al Libertador”, la obra homenaje de Fermín Fierro a San Martín

últimas noticias

-Publicidad-

-Publicidad-

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -